Prevén importante anuncio del presidente chino, Xi Jinping; visitará México

Relaciones Exteriores del país asiático anticipa acuerdos comerciales y académicos. El líder chino arribará la próxima semana a nuestro país

COMPARTIR 
30/05/2013 05:42 Diego Torres Especial /Foto: Archivo

BEIJING, 30 de mayo.— El presidente chino, Xi Jinping, pronunciará un “importante discurso” durante su visita a México entre los días 4 y 6 de junio, según anunció ayer un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático.

En una rueda de prensa en Beijing, Zhang Kunsheng, asistente del ministro del ramo, precisó además que el líder chino y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, prevén aprovechar el encuentro para firmar acuerdos en los ámbitos comercial y académico.

El viaje oficial de Jinping se enmarca en la gira que el líder chino emprenderá por Centroamérica, El Caribe y Norteamérica desde el 31 de mayo al 8 de junio, con paradas en Trinidad y Tobago, Costa Rica, México y finalmente Estados Unidos.

Se trata de la segunda salida al extranjero —la primera le llevó a Rusia y África— del mandatario desde que asumió la presidencia en marzo. Será también su primer cara a cara como jefe de Estado con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El ministerio de Exteriores no aclaró ayer si el “importante discurso” de Jinping en México servirá para establecer las prioridades de las relaciones de China con Latinoamérica. En su gira africana a finales de marzo, marcó las directrices de la política exterior con el continente en un discurso en Tanzania.

“México es uno de los socios más importantes de China en Latinoamérica”, aseguró  Zhang, quien recalcó el progreso de las relaciones bilaterales, especialmente desde el Acuerdo de Asociación Estratégica de 2003. “China es el segundo socio comercial de México en el mundo y México es el segundo socio comercial de China en Latinoamérica”, destacó.

En su estancia en México, Jinping va a conversar con el presidente Enrique Peña Nieto y se va a reunir con líderes parlamentarios, dijo Zhang, quien agregó que el presidente chino también pronunciará un discurso en el Congreso de la Unión, el Poder Legislativo mexicano.

Jinping viajará a México acompañado de su esposa, la cantante Peng Liyuan. La agenda de la estancia, de acuerdo con los datos de la embajada del país latinoamericano en Beijing, incluye una reunión privada con Peña Nieto, una visita a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, encuentros con empresarios y con la comunidad china residente en el país y una visita guiada a la zona arqueológica de Chichen Itzá, entre otros actos.

Las dos partes intercambiarán sus puntos de vista sobre el creciente nivel de asociación estratégica bilateral y sobre la profundización de la cooperación pragmática.

Asimismo, firmarán una serie de documentos de cooperación en las áreas de economía, comercio y academia. También emitirán una declaración conjunta.

No será la primera vez que Xi pise el suelo mexicano. El líder chino ya estuvo en calidad de vicepresidente del país en 2009.

Peña Nieto, que ya se entrevistó con Jinping en abril durante su participación en el Foro de Boao, está tratando de dar un nuevo impulso a la relación.

“Nuestro mayor interés es establecer una nueva relación con China”, afirmó el presidente mexicano en una entrevista exclusiva con la revista de información financiera china Caixin en abril. “Debe ser más cercana, con más comercio y más integración para complementar nuestras economías”, manifestó.

Para muchos observadores y académicos, las relaciones entre ambos países han estado afectadas en los últimos años por la extrema rivalidad comercial en el mercado de Estados Unidos. Las manufacturas chinas se hicieron en 2012 con 19 por ciento de la cuota del mercado estadounidense, partiendo de 8 por ciento a su entrada en la Organización Mundial de Comercio, en 2001.

En cambio, los productos mexicanos representaron un 12 por ciento del total, prácticamente lo mismo que en el año 2000, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Defícit comercial

A esto hay que añadir el déficit comercial. El año pasado, las exportaciones mexicanas a China ascendieron a cinco mil 721 millones de dólares, mientras que las importaciones alcanzaron los 56 mil 936 millones.

“En los pasados 12 años las relaciones entre México y China han estado más bien estancadas; no se puede decir que hayan sido muy buenas”, asegura a Excelsior Chen Yuanting, investigadora especializada en México de la Academia China de las Ciencias Sociales. “Pero después de que Peña Nieto fuera elegido se ha producido un buen punto de inflexión, yo creo que tendrá efectos positivos”, augura.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios