Barack Obama ensanchará la relación

La vecindad entre México y Estados Unidos “es más amplia” que el tema de la seguridad, afirmó la Casa Blanca

COMPARTIR 
02/05/2013 10:03 José Carreño Figueras

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de mayo.- La relación entre Estados Unidos y México “es más amplia” que el tema de seguridad, afirmó el martes la Casa Blanca, mientras seguía la polémica sobre el estado de las relaciones bilaterales propiciado por cambios mexicanos en la cooperación anticrimen.

De hecho, mientras un grupo de análisis afirmaba que los cambios determinados por el gobierno mexicano para la cooperación de seguridad con Estados Unidos son más de forma que de fondo, el diario The New York Times consideraba que los estadunidenses comienzan a hacerse a la idea de una colaboración más limitada.

A unas horas de la programada visita del presidente Barack Obama a México, la atención estaba centrada en la controversia sobre cooperación en temas de seguridad, si bien para la empresa de análisis de inteligencia Stratfor lo principal del encuentro es el cambio de énfasis hacia temas económicos.

Pero un reporte de The New York Times consignó que los cambios registrados ya en los contactos entre agencias mexicanas y estadunidenses son interpretados como “una forma de minimizar el involucramiento estadunidense y administrar la imagen de violencia, más que confrontarla con estrategias claras”.

Peor aún, de acuerdo con fuentes citadas por el diario, la violencia no ha disminuido y el número de asesinatos atribuidos a esa violencia llega a 50 por día.

“Algunos funcionarios estadunidenses dicen que están cada vez más preocupados por señales públicas y privadas que sugieren que (el presidente Enrique) Peña Nieto, la cara joven del Partido Revolucionario Institucional que gobernó México por 71 años, pone la imagen de lucha antidrogas del gobierno por encima de sus acciones”.

El diario no vaciló en calificar las relaciones como “tensas” tras afirmar que para algunos informantes estadunidenses, el gobierno de Peña Nieto se preocupa más de cuestiones “cosméticas”. Agregó que la incertidumbre sobre los planes mexicanos puso en duda ya mayor asistencia estadunidense de seguridad, incluso la liberación de 246 millones de dólares que serían la última parte de los recursos de la llamada Iniciativa Mérida, convenida en 2007.

Pero Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la cuestión de seguridad es un tema en una relación más amplia.

De acuerdo con el vocero, el tráfico de narcóticos y otros temas de seguridad son importantes, “pero de ninguna manera lo único, y esperamos hacer progreso en todos los frentes, incluso nuestra relación comercial, la cultural y otras áreas”.

Para Stratfor, el punto es claro: “Aunque en Estados Unidos la atención de los medios se ha centrado principalmente en temas bilaterales de seguridad antes de la visita de Obama —a saber, la cooperación en la guerra contra las drogas de México— el gobierno de Enrique Peña Nieto trabaja con Washington para reorientar la conversación transfronteriza a una centrada principalmente en mutuas posibilidades económicas”.

Más aún, recordó que luego de años de vacilaciones, el Congreso estadunidense debate ahora dos leyes que México considera importantes: la reforma de migración y una propuesta de control de armas.

Stratfor recordó que “las relaciones México-Estados Unidos son de importancia estratégica para ambos países, y el periodo de transición en México ha creado oportunidades para que cada uno reformule la asociación”.

En ese marco, al abordar la cuestión de los cambios en la cooperación de seguridad y la centralización de contactos con Estados Unidos en la Secretaría de Gobernación, el análisis de Stratfor hizo hincapié en que el esfuerzo no se limita a lo internacional.

La Secretaría de Gobernación de México también se ha hecho cargo de la Policía Federal, y Peña Nieto tiene la intención de eventualmente crear una Gendarmería Nacional a su cargo con el fin de llenar el papel que ahora desempeña el Ejército mexicano en el combate contra la droga. La Gendarmería, de concretarse, estaría mejor preparada en funciones policiales.

Siempre de acuerdo con la opinión de Stratfor, aún está por aclararse el alcance y la forma en que la centralización afectará a la cooperación en seguridad con Estados Unidos.

Pero insistió en que “los cambios están diseñados principalmente para dar a México un mayor control sobre el proceso de inteligencia involucrados en la lucha contra las pandillas violentas del país. La intención no es bloquear la colaboración y asistencia de EU, sino más bien reformar las estructuras existentes”.

Diputados esperan acuerdos concretos

A unas horas de que se realice la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a nuestro país, el diputado priista  Alejandro Montano Guzmán opinó que se deberán firmar acuerdos de seguimiento y cooperación en temas migratorios, narcotráfico y lavado de dinero.

“Esta reunión entre ambos mandatarios será  importante y se firmarán acuerdos de seguimiento y de respeto para llegar a los planteamientos y a las metas que se propongan”, señaló el secretario de la Comisión de Seguridad Pública.

Dijo que debido al incremento de grupos del crimen organizado y su presencia a nivel internacional, se requiere conformar la coordinación y cooperación internacional en temas de interés común.

“En el tema de narcotráfico y lavado de dinero se requiere hacer esfuerzos coordinados entre los dos países, ya que ahora la delincuencia se maneja más allá de las fronteras, por lo tanto debe haber reuniones y convenios entre países”, agregó.

Por su parte el  priista Eloy Cantú Segovia destacó la importancia de la visita del presidente Obama y consideró igualmente que el tema de la seguridad estará presente en la conversación que habrán de sostener ambos mandatarios, pero confió en el diálogo no se reduzca a ese rubro, pues la relación entre ambas naciones es mucho más rica y compleja.

“Tengo la certeza que en esta ocasión se van a incluir en la agenda temas de gran importancia para ambos pueblos y gobiernos. ¿Como cuales? El número uno, el económico. En este momento el gran reto es cómo lograr que la economía norteamericana y la mexicana tengan vínculos más eficientes para que ambas economías que se complementan sean más competitivas, para enfrentar la competencia de otras regiones del mundo, particularmente asiáticas y también para preservar los empleos en México y Estados Unidos, y generar nuevos empleos”, enfatizó.

El legislador priista abundó que el rubro educativo, de innovación tecnológica y el migratorio serán temas que seguramente figurarán en la agenda.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios