Comercio marca visita de Obama a México

El presidente de EU resaltará la "ventaja competitiva" de la alianza con México en su visita a ese país a comienzos de mayo

COMPARTIR 
13/04/2013 01:32 José Carreño Figueras / Enviado

WASHINGTON.— La cuestión económica y de complementariedad entre México y Estados Unidos será lo sobresaliente en la visita que el presidente Barack Obama hará a principios de mayo, aunque la seguridad será prominente, dijeron fuentes oficiales y académicas de ambos países.

“Es el momento de México y nos gustaría que se prolongara tanto como sea posible”, dijo Sergio Alcocer, subsecretario mexicano de Relaciones Exteriores para América del Norte al final de un encuentro de dos días con funcionarios estadunidenses para preparar la visita que hará Obama a México el próximo 2 de mayo.

Por su parte José Fernández, subsecretario de Estado Adjunto para temas económicos, señaló que empresas estadunidenses buscan invertir en nuestro país para aprovechar los bajos costos de la energía.

Fernández descartó reportes sobre firmas que reexaminen sus inversiones en México debido al tema de seguridad, aunque si hizo énfasis en la importancia de asegurar el tráfico fronterizo.

Acusan atraso en obras

Una fuente mexicana hizo notar por su parte la importancia de mejorar la infraestructura en esa región, que describió como una donde hay instalaciones del siglo XX para un comercio del siglo XXI.

De hecho, fuentes estadunidenses y mexicanas fueron unánimes en términos de subrayar la importancia de los temas de  economía y comercio en la visita de Obama a México y luego a Costa Rica.

De acuerdo con fuentes consultadas por Excélsior es indudable que la cooperación de seguridad continuará. De hecho en días pasados el Congreso de la Unión Americana aprobó fondos por más de 200 millones  de dólares en apoyo a la lucha mexicana antidrogas.

Sin embargo, recordó una fuente mexicana, nuestro país gasta diez o 12 dólares por cada uno que aportan el vecino del norte en un esquema de respaldo.

Un vínculo prioritario

Los temas bilaterales de seguridad serán abordados en la visita que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hará a Washington el próximo 17 de abril.

En ese marco la visita del presidente de Estados Unidos es tan importante para él como para México, opinaron algunos analistas.

Las proyecciones son hoy mejores que lo que fueron en cualquier momento de las dos últimas décadas para Estados Unidos y México.

“Hay un sorprendente contraste con una gran parte del resto de América Latina, cuyas relaciones con Estados Unidos se han enfriado y distanciado, y los Estados Unidos se han vuelto menos y menos relevantes”, señaló Peter Hakim, presidente emérito del grupo de análisis Interamerican Dialogue de Washington.

Para Estados Unidos, sin embargo, la situación es difícil. “Los dejaron entrar hasta la cocina y ahora se encuentran con la puerta cerrada”, dijo un académico al describir la situación en cuanto a cooperación de seguridad.

La visita de Barack Obama a nuestro país se verá también matizada por los desacuerdos en torno a los tiroteos en la frontera, que en los últimos años costaron la vida a unos 18 mexicanos en hechos que ocurrieron frecuentemente a través de la frontera bilateral con agentes estadunidenses que dispararon hacia territorio mexicano para dar muerte a jóvenes que, ellos dicen, los agredían.

Pero al mismo tiempo, Hakim recordó que posiblemente no hay país mas importante en el mundo para Estados Unidos que México.

William Brownfield, subsecretario de Estado para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Policía, subrayó recientemente que las políticas estadunidenses de ayuda a Colombia y México han tenido un impacto mayormente positivo.

No obstante, destacó que el resultado ha sido virar los problemas de narcotráfico y violencia hacia los países de Centroamérica y el Caribe.

“En muchas formas Centroamérica es víctima de su propia geografía y de sociedades e instituciones vulnerables que son atractivas para organizaciones que tratan de dedicarse a actividades criminales”, dijo Brownfield.

El funcionario afirmó que 65 por ciento de toda la cocaína que sale de Sudamérica hacia el norte pasa por Centroamérica y que las dos principales pandillas de la región, MS-13 y Calle 18, tienen mas de 70 mil miembros.

“Algunos países en Centroamérica tienen una tasa de homicidios en exceso de 80 por cien mil”, dijo en abierta referencia a Honduras.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red