Emilio Chuayffet: oiremos a maestros, no a SNTE

El secretario de Educación Pública afirma que se cancelarán los acuerdos para evitar reprobados y se mantendrá el certificado de primaria

COMPARTIR 
02/02/2013 23:18 Leticia Robles de la Rosa

CIUDAD DE MÉXIO, 21 de febrero.- El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, asestó ayer dos golpes a la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, al frenar la desaparición de reprobados y la cartilla de educación, promovidos por el yerno de ésta, Fernando González, cuando fue subsecretario de la SEP, y al aclarar que consensuará la reforma educativa con los maestros, no con el SNTE, porque no es una reforma laboral.

Además, Emilio Chuayffet lamentó que la carencia de aplicación de la ley ha permitido excesos como los paros de labores por parte de los maestros.

“El silogismo jurídico es lo más maravilloso que hay. Si A es, debe ser B. Si no vas a dar clases, entonces te quito tu salario. Ese es el silogismo jurídico. El derecho lo hemos ido abandonando para hacer acuerdos, acuerditos y acuerdazos en lugar de aplicar la ley como debe ser aplicada”, criticó.

Sobre “los paros locos”, dijo, “tenemos que empezar a aplicar el derecho. Tenemos que nutrirnos retroactivamente para ordenar el derecho a la educación con el derecho a manifestarse, sólo que uno no puede desaparecer al otro, y el derecho a la educación es un derecho humano”.

Reunión con senadores

Emilio Chuayffet se reunió ayer con los legisladores integrantes de la Comisión de Educación del Senado de la República, a quienes anunció que enviará la propuesta para crear la Ley Orgánica del Instituto Nacional de Evaluación Educativa y la Ley del Servicio Profesional Docente, amén de los cambios que requiere la Ley General de Educación.

Concreto, con un desenvolvimiento que sorprendió a propios y extraños, Emilio Chuayffet expuso a los legisladores federales el panorama de la educación y les dijo que una reforma educativa homogénea jamás solucionará el problema del país; se necesita una política educativa que atienda las diferentes realidades que tiene México, con sus requerimientos particulares.

Habló que el sistema tiene varias fallas, como el hecho de que en primaria hay hasta 17 programas en todo el territorio nacional, y en ellos se invierten al año 19 mil millones de pesos, equivalentes a dos veces el presupuesto de la Secretaría de Relaciones Exteriores y, lamentablemente, el rendimiento escolar de esa inversión es nulo.

Abrogar Acuerdo 648

Pero Emilio Chuayffet anunció a los senadores que decidió abrogar una parte del Acuerdo 648, que debía entrar en vigor a partir de agosto de este año y que fue diseñado por el ex subsecretario de Educación Básica, Fernando González, yerno de Elba Esther Gordillo, y que en junio de 2011 presentó justo en el Senado.

Así, el titular de la SEP decidió no evaluar a los niños de cuatro años, como propone el acuerdo, porque considera que es un golpe fuerte para un pequeño de esa edad.

Tampoco entraría en vigor la innovación de que en los tres primeros años de primaria no haya reprobados, salvo que los padres de familia lo pidan, a lo que dijo:  “No veo a los padres de familia haciendo fila para pedir que reprueben a sus hijos”, y segundo, porque en el Primero y Segundo grados se concentra la unidad de habilidades y destrezas básicas de leer, comprender la lectura y escribir; y no se puede pasar a tercero, si no hay garantía de que el menor aprendió esa enseñanza fundamental.

Además, frenó la desaparición del certificado de primaria y la aparición de la Cartilla de Educación Básica, que pretendía entregarse al concluir la secundaria, porque no hay sustento para dejar a la deriva a los menores que sólo terminan la primaria, sin tener un documento que los acredite en ese grado escolar.

Participantes

A pregunta expresa del perredista Fidel Demédicis, aclaró que construirá con los maestros la reforma educativa.

“Participarán los maestros. Sí, que cuenten con la calidad y aporten el mejor desempeño del sistema de instrucción pública en nuestro país, los que el Estado señale, como maestros competentes que conozcan de la materia y que puedan expresar y verter sus mejores opiniones.

“Esto no es un asunto sindical. Es un asunto de proyecto nacional. Abarca en la sociedad en su conjunto, a la nación entera y en consecuencia, no puede parcializarse, porque parcializar es degradar”, advirtió el funcionario federal.

“La rectoría de la educación es una decisión presidencial y además un acuerdo de los partidos. La política educativa la dicta el gobierno. El Estado.

“El sindicato tiene que hacer lo que le manda el Apartado B del artículo 123 constitucional: defender los derechos individuales y colectivos del trabajador que obviamente es una tarea justa y elevada, pero en modo alguno el de intervenir en el diseño o aplicación de las decisiones políticas fundamentales, más que en las esferas de factura que les toque llevar a cabo”, resaltó el titular de Educación Pública durante su encuentro con los legisladores federales.

Reacciones

 El senador panista Juan Carlos Romero Hicks dijo que el país requiere una educación de calidad, con profesores de calidad, con una sociedad comprometida y con gobiernos que tomen decisiones claras frente a las circunstancias que vienen a futuro.

El también senador panista Javier Corral, durante la reunión con el titular de la SEP, Emilio Chuayffet, manifestó que “hay una embustera operación del SNTE de que estamos tratando de privatizar la educación porque incorpora el tema de cuotas”.

“No basta crecer para mejorar la educación”

El ex secretario de Educación Pública, Reyes Tamez Guerra, afirmó que ante el bajo nivel de educación básica en el país, no basta que haya un mejor crecimiento económico, ni una democracia madura.

Durante, un foro organizado por Latin America Advisor, Tamez Guerra aseveró que uno de los principales problemas es la manera en la cual los niños están aprendiendo, porque la mayoría del proceso de enseñanza está enfocado sobre la memorización más que sobre la comprensión.

Manifestó que entre las causas de este problema está que los profesores no tienen acceso a la tecnología, materiales educativos digitales, información, conectividad y otras herramientas para que faciliten la enseñanza y el aprendizaje.

Por ello, dijo que son importantes iniciativas como las de Carlos Slim de dotar a escuelas de conectividad a bibliotecas digitales.

Sobre el tema, Jeffrey Puryear, vicepresidente para la política social en el Diálogo Ínter-Americano, manifestó que el rezago educativo se liga también a los altos costos de los servicios de telecomunicaciones, pues por ejemplo  la banda ancha rápida en México cuesta casi dos veces más que en Chile.

Lucrecia Santibáñez, directora asociada al Centro RAND para la Política Social Latinoamericana, manifestó que no sólo se trata de dotar a los profesores de herramientas tecnológicas, sino de capacitarlos para que puedan hacer un buen trabajo frente al alumnado y que dichos programas estén lejos de la corrupción, como se denunció en algunos casos en México.

Relacionadas

Comentarios