Crean objetos que se autoensamblan

Sus materiales reaccionan a diversos estímulos y son aptos para imprimir en 4D

COMPARTIR 
23/06/2014 04:08 Aura Hernández
Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- Las diferentes industrias a nivel mundial podrían estar experimentando en los próximos años una revolución gracias al uso de materiales inteligentes y que se autoensamblan, lo que reduciría riesgos para los trabajadores, mejoraría la eficiencia y hasta el uso de energía.

Skylar Tibbits, director del laboratorio Self-Assembly del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), explicó que el organismo que dirige está centrado en la investigación de dos tecnologías en particular y que, en cierto modo, depende la una de la otra.

La primera son los materiales inteligentes, rama en la que tiene cerca de siete años de experiencia, que busca crear productos de cualquier material como puede ser plástico o metal que se transforme modificando su función o desempeño.

Como ejemplo, un cable hecho de plástico que cuando entra en contacto con el agua cambia su forma para parecer una flor o un disco que puede cambiar su forma hasta semejar a un ovni.

“Queremos poder personalizar esos materiales, programarlos y que hagan lo que queramos”, dijo a Excélsior durante el EmTech México 2014.

Estos materiales inteligentes son también parte esencial de su otra investigación: los que se autoensamblan como puede ser un pedazo de plástico que con una fuente de energía, que puede ser desde el agua hasta los rayos solares, se transforme en una silla automáticamente y sin necesidad de que una persona lo haga.

Beneficios a la industria

Consideró que si logran llevar estas tecnologías al mundo real, algo que podría tomar varios años, muchas industrias serían beneficiadas siendo una de las principales la manufactura. "Actualmente tienes un montón de componentes que se ponen juntos, ya sea a través de un humano o un robot, para hacer un producto final, con estos nuevos materiales el proceso se haría solo cuando se tengan las condiciones adecuadas, aseguró.

Impresión 4D

Para crear estos materiales, el MIT está viendo más allá de la tecnología de impresión en Tercera Dimensión (3D) para pasar a la impresión en Cuarta Dimensión (4D).

“La impresión 4D es el mejor ejemplo de nuestro programa sobre materiales, porque es esencialmente imprimir materiales inteligentes. Ahí puedes totalmente personalizar y transformar las propiedades como quieras”, resaltó el director del laboratorio.

Por ejemplo, usando una impresora 3D especial imprimieron un producto conformado por plástico rígido y otro que se expande al contacto con el agua, de esta manera cuando pones el producto en contacto con el agua cambia completamente su estructura.

Para lograr esto han trabajado con varias empresas dedicadas a la impresión 3D y con Autodesk que es el encargado de diseñar nuevo software.

El potencial de esto beneficiará a muchas industrias, además de la manufactura, como la ropa porque ya algunas empresas los han contactado para aprovechar y crear un producto que sea adaptable dependiendo de la temperatura o el desempeño del usuario como puede ser desde un tenis hasta una playera.

En medicina se puede usar para hacer instrumentos o piezas a utilizar en pacientes y en la aviación, con un papel importante en la aerodinámica.

“Estamos viendo una revolución con la ciencia de la computación fusionándose con la ciencia de los materiales que generan sistemas más inteligentes”, añadió.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red