Firmas cuidan más sus inventos

La comunidad empresarial toma medidas contra el robo de datos y la falsificación

COMPARTIR 
02/05/2014 03:44 Aura Hernández
Foto: Especial
Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de mayo.- Las empresas mexicanas están empezando a tomar conciencia de la necesidad de proteger su propiedad intelectual de riesgos como la piratería, el robo de información o la falsificación por sí mismas y no depender únicamente de las autoridades, consideró Pamela Passman, presidenta y directora ejecutiva de CREATE.org.

El gobierno está trabajando muy fuerte para crear un marco para la propiedad intelectual en el que las compañías se beneficien de tener patentes y derechos de autor protegidos”, consideró al platicar con Excélsior durante su visita a México.

En su opinión, los largos procesos de registro, altos costos y el hecho de que existe una gran economía informal son los factores que evitan que las empresas decidan proteger su innovación, a pesar de que es necesario porque varias de éstas se han convertido en jugadoras del mercado global.

Para subsanar estas barreras, Passman destacó la labor realizada en los últimos años por autoridades como el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para hacer más sencillos los procesos y hacerlos más disponibles, aunque aceptó que esto no es suficiente.

Si bien el número de patentes solicitadas en México ha ido creciendo hasta alcanzar 16 mil 500 durante 2013, el 90 por ciento corresponde a extranjeros lo que deja todavía un mercado muy pequeño en cuanto a patentes mexicanas.

A lo que se añade que, muchas veces, aquellas compañías que logran proteger su innovación por esta vía  y tienen los papeles en regla, los guardan y no es algo que revisen de manera continua.

Otro problema que destacó es la piratería donde se requiere que el gobierno juegue un rol más activo para hacer cumplir la ley, lo que hace indispensable el uso de recursos y un fuerte compromiso de las autoridades.

La especialista indicó que la piratería se relaciona en cierta forma con la economía informal, por lo que se necesita que el sector formal trabaje bien para que se vea que hay beneficios y decidan sumarse a la formalidad.

Pero también hay cosas que las empresas pueden hacer para protegerse a sí mismas, como asegurarse de no trabajar con firmas en la cadena de suministro que fabrican piratería”, recomendó.

Instalar mejores prácticas

Passman indicó que en México, así como en toda América Latina, las empresas están muy enfocadas a construir su negocio dejando de lado temas como la propiedad industrial, los mecanismos internos o la relación con proveedores.

Por lo mismo CREATE.org se ha enfocado en enseñar a las medianas y grandes empresas las políticas y procedimientos que deben implementar, el tipo de personal que se requiere, es decir, que sea responsable y sepa tomar decisiones o manejar activos de riesgo y, sobre todo, el cómo llevar su relación con los socios de negocio.

Para esto trabajamos en un programa piloto con 60 empresas en países como México, China, India, Estados Unidos, Brasil y Japón en todos los sectores económicos”, precisó Passman.

Uno de los resultados de dicho programa es el reconocimiento en el mundo por parte de las empresas acerca de que deben tener una mejor administración y los temores que enfrentan.

El análisis hecho por la organización demuestra que el 68 por ciento de las compañías multinacionales considera que sus secretos comerciales están en riesgo, el 75 por ciento teme que sus derechos de autor y diseños registrados pueden ser violados y el 56 por ciento que sus patentes y marcas registradas también pueden ser infringidos.

Por ello CREATE.org planea seguir con programas que ayuden a las empresas mexicanas a tener mejores prácticas que les permitan crecer, proteger su innovación y adentrarse en el mercado global. “Tomará tiempo, pero muchas empresas comienzan a entender el valor de la propiedad intelectual.”

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red