Usar gadgets a temprana edad puede impulsar a genios

En muchos casos se ha satanizado el uso de estos dispositivos, pero hoy en día se han integrado las tecnologías en el proceso de aprendizaje para encauzar el talento del niño y su capacidad de innovar

COMPARTIR 
30/04/2014 03:40 Aura Hernández
¡A programar!.- En 2013 se lanzó la campaña Code.org para impulsar que se enseñe programación a niños. Foto: Stock

CIUDAD DE MÉXICO, 30 ed abril.- Imagina a un chico de 12 años sentado frente a una computadora absorbido completamente por lo que ocurre en la pantalla. Tu primera impresión es que seguramente está jugando o interactuando en alguna red social, pero la realidad es que estás viendo a uno de los próximos emprendedores tecnológicos y no necesita ser mayor de edad para tener éxito.

Existe una tendencia creciente en ver a pequeños desde los 5 años hasta adolescentes de 14 años que encuentran vulnerabilidades en los sistemas de dispositivos o están emprendiendo sus propios negocios.

Son casos que se pueden contar con las dos manos y tal vez sobran dedos, pero está pasando en varios países y Efrén Páez, analista económico para América Latina de Mediatelecom, confió en que esto es sólo el principio.

“Es una tendencia creciente que todavía no se ha generalizado porque son escasos los casos, pero espero que se vaya acelerando con nuevos programas en varios países que darán mejor acceso a las tecnologías y con el tiempo veremos estas situaciones como algo más normal y con aplicaciones o dispositivos más complejos”, explicó al platicar a  Excélsior.

Los casos

Entre los ejemplos que existen está Daniel Singer, un chico emprendedor de 14 años que creó la aplicación Backchat, la cual tiene más de 100 mil usuarios y ha logrado levantar capital por cerca de 200 mil dólares.

Aunque en fechas recientes el caso más viral en la red fue el de Kristoffer Von Hassel, de 5 años y residente de San Diego, en Estados Unidos. La razón, sencilla, pudo hackear la Xbox One para entrar a la cuenta de Xbox Live de su padre y así acceder a videojuegos que no son apropiados para su edad.

Páez consideró que esto sucede porque en países avanzados, sobre todo en Finlandia y Corea del Sur, se han integrado las tecnologías en el proceso de aprendizaje lo que implica que los niños no sólo pueden usar dispositivos como tablets, sino que también existe contenido que les ayuda a entender la programación o innovar, a lo que se suman maestros que tienen el conocimiento necesario para encausar sus capacidades.

México, un poco diferente

El país también tiene su propio caso con Paloma Noyola Bueno, una estudiante de Tamaulipas que fue considerada por la revista especializada Wired como la sucesora del fundador de Apple, Steve Jobs.

Para el especialista de Mediatelecom, este es un caso aislado y poco común considerando que México es un país completamente heterogéneo y donde el principal problema es que falta estímulo para integrar las tecnologías al aprendizaje.

“Faltan programas de estímulo para desarrollo de aplicaciones y contenido en general que acompañe al niño durante su desarrollo y aprendizaje”, declaró.

Si bien se tienen programas como Laptops para niños de 5º y 6º de primaria, todavía falta que haya contenido local, es decir, se puede acceder a mucha información en la red, pero en su mayoría está en inglés y no está adaptada a todas las edades.

Páez consideró como un gran avance la alianza entre la Fundación Slim y Khan Academy para traducir contenido tecnológico al español.

Por último, recomendó fomentar la participación de los maestros en el uso de tecnologías y también cambiar el modelo de aprendizaje hacia uno más intuitivo y que impulse a los alumnos a también aprender por su cuenta.

Comentarios

Lo que pasa en la red