El auto increíble se vuelve realidad

Las armadoras globales trabajan para lograr que los autos entreguen nuevas experiencias de conducción a los tripulantes de los vehículos, hoy y en el futuro

COMPARTIR 
28/02/2014 05:40 Omar Becerril
Protección La seguridad es vital para las empresas, por lo que ya incorporan el uso de cámaras y sensores.
Protección La seguridad es vital para las empresas, por lo que ya incorporan el uso de cámaras y sensores.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de febrero.- En la década de los ochenta, ver que un vehículo era capaz de seguir las instrucciones de su conductor sólo era posible en la televisión, como en la serie Knight Rider  (El auto increíble), que protagonizaba el actor Michael Hasselhoff.

Incluso los avances tecnológicos actuales, como la conexión Bluetooth con el sistema de altavoces del coche, permiten a los conductores sentirse como si fueran personajes de la serie, ya que con los comandos de voz del estéreo  siguen instrucciones como hacer llamadas de voz, leer mensajes o dar indicaciones para llegar a un destino.  

Pero no sólo eso.

Google se ha vuelto uno de los pioneros en el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma, es decir, que se conduce solo, como Kitt lo hacía en la serie. La empresa tecnológica ha estado probando estos vehículos e incluso el auto ya ha recorrido más de 225 mil 300 kilómetros en California, Estados Unidos.

Reducción de percances

Se espera que la conducción autónoma ayude a reducir en 50% las muertes por accidentes en automóviles, algo que podría lograrse, ya que durante las pruebas realizadas en Estados Unidos únicamente se ha tenido un choque por alcance con estos vehículos.

Incluso los tableros llenos de botones de luces y colores serán una complicación en el futuro, ya que los vehículos tendrán hologramas que se desplegarán frente al conductor para obtener información del desempeño del automóvil, tal como lo presentó la marca Mercedes-Benz.

Con la ayuda de la realidad aumentada cada icono exhibirá información del sitio por el que se está pasando, tal como un lugar histórico, un recinto para conciertos, o bien cuál es la cafetería o restaurante más cercano.

Además podrá interpretar los gestos del conductor y convertirlos en órdenes son otro complemento a esta tecnología, así que no se preocupe si no puede hablar para que el auto dé vuelta a la derecha; mueva la cabeza en esa dirección y entenderá.

Es común que el tráfico retrase la llegada de las personas a una reunión de trabajo y también que éstas quieran escribir un mensaje para avisar, pero esto podría causar un accidente.

Pero con el auto del futuro se podrá enviar un mensaje avisando de su situación y enviar los datos del lugar en el que se encuentra sin tocar su teléfono.

Incluso la marca Volvo se está integrando a esta tecnología con redes WiFi, pues con datos del tráfico en tiempo real se podrá tener un previo de las condiciones de movilidad de hasta tres kilómetros.

La seguridad es uno de los motivos para que las empresas desarrollen herramientas que ayuden a prevenir accidentes como la alemana Audi, que incorpora cámaras y sensores para advertir a los conductores sobre posibles colisiones.

Ayuda que no está de más

Los sensores colocados en la carrocería de los nuevos autos son unos ojos extra para los conductores, hacen un escaneo de las condiciones del camino por el que se transita, para advertir sobre un posible incidente.

En caso de identificar un posible choque el automóvil emitirá alertas visuales y auditivas, con las cuales las personas podrán tomar algunas previsiones como reducir la velocidad, o bien detener por completo el automóvil.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios