Azúcar y celdas H, a los autos

Toyota revive la energía a base de hidrógeno, y Audi opta por lo dulce

COMPARTIR 
31/01/2014 04:46 Claudia Ocaranza

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero.- La búsqueda de combustibles limpios ha llevado a las armadoras a volver los ojos al hidrógeno, cuyo uso, si bien no es nuevo, no se ha generalizado por su alto costo, así como a la gasolina creada a partir de azúcar.

En 2015 Toyota comenzará a crear una red de estaciones de hidrógeno que sirvan para recargar las celdas de combustible de su modelo Camry.

El hidrógeno provoca mayor rendimiento de la energía en un auto que el diesel, pero para que sea inyectado en las celdas es necesaria su pureza en 99 por ciento, lo cual es complicado", dijo a Excélsior Ilse Cervantes, ingeniera del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica.

Ese instituto junto con el Tec de Monterrey en Toluca, el Instituto de Investigaciones Eléctricas, el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico y la Universidad Autónoma de San Luis Potosí han comenzado a desarrollar la tecnología para crear uno de estos vehículos.

Detrás de la H

“Los vehículos con celdas de combustible son ideales para alcanzar la movilidad sustentable”,  asegura Toyota. Si bien es cierto que este tipo de celdas, que son las que reciben al hidrógeno, tienen ventajas, como generar energía en movimiento y no hacer ruido dentro del vehículo, el proceso no está del todo libre de contaminación.

Dos tipos de autos pueden trabajar con las celdas de combustible: los mecánicos y también los eléctricos. Sin embargo, “extraer el hidrógeno no es sencillo y sí se contamina en ese proceso”, dijo a Excélsior Armando Blanco, investigador del Tecnológico de Monterrey.

Construir los tanques de hidrógeno que van adentro del coche es costoso pues se requiere de materiales que lo atrapen, ya que por naturaleza se esfuma fácilmente.

Los expertos coincidieron en que, aunque Toyota, Honda, Audi y BMW ya trabajan en autos híbridos movidos con hidrógeno y electricidad, todavía faltan al menos 10 años para que su uso se extienda.

Dulce combustible

Empujada por regulaciones estrictas contra la contaminación ambiental, Audi firmó un acuerdo de colaboración con la empresa francesa Global Bioenergies para hacer gasolina a partir de azúcar y de otras fuentes renovables.

No se especificó la cantidad de fondos que la alemana dio a la empresa, que utiliza la bacteria modificada E. coli para fermentar el azúcar y así crear combustible sin la necesidad de hacerlo con corrientes eléctricas, proceso que sí es necesaria para obtener hidrógeno.

Actualmente la firma construye dos plantas piloto para producir isobutano, que se convierte en gasolina a través de una reacción química. El resultado de los experimentos podría producir más de 100 mil litros de gasolina al año.

También desarrollan tecnología para no usar azúcar de caña o de maíz.

La firma también tiene un acuerdo con la Universidad Técnica de Dresden para crear materiales más ligeros para la manufactura de los autos, lo que a decir de Blanco mejorará las capacidades de los coches.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red