Piratería invade manufacturas

Al menos 59% de las firmas mexicanas del sector utiliza software ilegal

COMPARTIR 
29/01/2014 04:05 Claudia Ocaranza

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de enero.- Pese a que cada vez son más las entidades de Estados Unidos que prohíben la importación de productos de firmas que utilizan software ilegal, 67 por ciento de las compañías mexicanas lo usan y de éstas, 30 por ciento no prevé cambiar, según un estudio dado a conocer ayer.

La encuesta Tendencias de consumo de software ilegal, realizada por Parametría y presentada ayer, reveló que la presencia de programas ilegales en el sector de la manufactura es de 59 por ciento, mientras que en el comercio es de 68 por ciento.

“Los porcentajes son altos para estos sectores que tienen actividad exportadora, afectando así al país”, dijo a
Excélsior Kiyoshi Tsuru, director general de la Business Software Alliance México (BSA).

En los estados de Luisiana y Washington las empresas que utilizan software ilegal en sus procesos o en su cadena de producción no pueden exportar sus productos, debido a la ley de competencia desleal (Unfair Competition Act), lo que repercute en 3.9 por ciento de las ventas mexicanas dirigidas a esos dos estados.

El año pasado, 37 estados solicitaron la aprobación de la ley, por lo que este año BSA espera que más la adopten, lo que evitaría que la actividad de todavía más empresas mexicanas exportadoras llegue a Estados Unidos.

Registro legal

A partir de 2014, la BSA y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) promoverán el sistema Verafirm registro, para que las empresas suban información de sus programas y acrediten que es legal, con el objetivo de que en el marco de la participación de México en el Acuerdo de Asociación Transpacífico, “se entre con el nivel de desarrollo más alto posible”, dijo Tsuru. 

Agregó que gracias a un convenio con el Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), a partir de febrero el IMPI y la BSA indicarán en qué plazas se capacitará a empresarios mexicanos sobre la ventaja competitiva de usar software legal.

En 2011 la piratería de programas informáticos arrojó pérdidas por mil 249 millones de dólares en 57 por ciento del mercado, “para este año se espera una reducción en la cantidad de software ilegal; sin embargo es posible que la cifra en pesos crezca porque somos una economía que está emergiendo”, dijo Tsuru.

En flagrancia

De las 502 compañías encuestadas solamente 33 por ciento son empresas modelo, aquellas que tienen buenas prácticas y reconocen que son legales.

Del 67 por ciento restante, 18 por ciento son “empresas evasivas”, aquellas que dicen llevar buenas prácticas pero no es así y sí saben qué es la piratería de software. El 19 por ciento son “empresas desinformadas”, las que mencionan tener buenas prácticas y no las tienen pero no saben que es ilegal lo que están haciendo.

El 30 por ciento restante son “empresas flagrantes” que reconocen el uso indebido de programas apócrifos, ejercen malas prácticas y saben que es ilegal. Además no les preocupa el riesgo que implican las faltas al licenciamiento.

“Siempre tenemos un porcentaje de la población que decide violar la ley abiertamente y para ellos hay repercusiones legales”, dijo Miguel Ángel Margáin, director general de IMPI.

Agregó que como resultado de la campaña ¿Qué traes en tu sistema? –organizada por el IMPI y la BSA– en 2013 se hicieron 1059 visitas de oficio a empresas para revisar que el software fuera legal. Se llevaron a cabo 450 procedimientos de infracción desde multas de cinco mil pesos a clausura de 90 días.

De las encuestadas 52% invierte 5% o menos del presupuesto total para la compra de software, en el otro extremo, sólo 3 por ciento de las compañías gasta 41 por ciento o más en la compra de ese activo.

 

Relacionadas

Comentarios