En internet, cobros diferenciados

Los usuarios deberán pagar según el contenido que deseen procesar

COMPARTIR 
28/01/2014 04:42 Claudia Ocaranza

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de enero.- Imagine que su empresa proveedora de internet tenga la posibilidad de cobrarle de manera diferenciada dependiendo del tipo de contenido que usted quiera ver. Bajo esta lógica, un video debería necesariamente costar más que enviar un correo electrónico ya que requiere de más capacidad de transmisión (ancho de banda). 

Esa hipótesis está en vías de convertirse en realidad en Estados Unidos, país que controla prácticamente todos los organismos fundacionales de internet, luego de que una Corte de Apelaciones del Circuito de Washington emitió un fallo a favor de la empresa Verizon hace unos días.

La decisión de la Corte termina con el llamado principio de neutralidad, bajo el cual los proveedores de internet han estado obligados a transmitir los datos que envían o solicitan sus usuarios a través de la red sin hacer distinciones respecto a su contenido, bajo la premisa de que el byte es el byte y tomando en cuenta únicamente aspectos como la velocidad de transmisión.  

En su demanda, Verizon estableció que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) ya no puede regular la actividad comercial de las carriers bajo esa premisa.  

Lo más peligroso es que “reduce el valor de internet de generar innovación sin pedir permiso”, dijo a Excélsior Alejandro Pisanty, presidente del capítulo México de la organización global Internet Society (ISOC).

Industria en riesgo

Se trata de un fenómeno similar a la creción de paquetes por parte de las empresas de televisión de paga ya que los carriers de internet pueden ahora crear paquetes diferenciados para la transmisión de voz, datos, imagen, música y cualquier otro tipo de archivos que circulen por sus redes.

Pero otras afectadas podrían ser las compañías que tienen su razón de existir en internet. Ya en 2010 Telefónica opinó que Google debería pagarle por usar sus redes para proveer sus servicios.

El “nada cambia” de Verizon

Verizon, que recientemente anunció la compra de la unidad de video en streaming de Intel por 200 millones de dólares dijo a Excélsior que la decisión de la Corte de Apelaciones no
causará cambios en las condiciones para sus usuarios.

“Verizon ahora tendrá la oportunidad para explorar diferentes modelos de negocios para ofrecer productos y servicios a los consumidores que pueda alentar su experiencia en la comunicación”, contestó Edward McFadden, vocero de la compañía.

Aunque la firma estadunidense no especificó qué tipo de negocios explorará gracias a la decisión judicial, una forma de sacarle provecho sería amarrar a sus clientes del servicio de internet a usar su servicio de televisión en streaming por medio de precios preferenciales o bloquear a productos similares de otras empresas, como Netflix, dijeron analistas.

La FCC acatará el fallo

La decisión de la Corte causará cambios en la red, pues sin la FCC que obligue a los proveedores a respetarla, se acaba la era de contenidos no regulados.

Aunque después del fallo Tim Berners-Lee –el padre de la web– no se ha pronunciado,  ha dicho que la neutralidad de la red “es esencial para una democracia abierta y justa. La alternativa es una web donde los gobiernos o grandes compañías, o una asociación entre ambas, intenten tomar el control de internet, con paquetes de información entregados de forma que discrimine por razones políticas o comerciales”.

Aunque la FCC no ha dicho si apelará el fallo, el presidente del organismo, Tom Wheeler, escribió en el blog de la institución que la decisión podría generar afectaciones al mercado de internet, pero que defendería a los usuarios hasta donde su nueva jurisdicción le permita. 

Usuarios de Estados Unidos también rechazan la medida.

 

Netflix es el objetivo

Unos días después de que la Corte de Apelaciones de Distrito de Columbia falló a favor de Verizon en el caso de la neutralidad de internet, el presidente de Netflix, la empresa líder en transmisión de video en streaming (sin descargar), calificó la decisión judicial como un revés para la libertad que ha permitido el crecimiento de diversos tipos de empresas virtuales.

"Ahora un proveedor puede impedir legalmente la transmisión de videos  que los usuarios soliciten a Netflix, degradando la experiencia que proporcionamos en forma conjunta. La motivación podría ser conseguir que Netflix pague a la empresa carrier de internet por permitirle transmitir sus contenidos a sus usuarios", advirtió el empresario, cuya compañía terminó 2013 con 44 millones de usuarios en el mundo, cifra que la ubica en el primer lugar de la categoría.

Habrá respuesta

Hastings, cuyo éxito lo ha llevado a involucrarse incluso en la producción de series de televisión, como es el caso de House of Cards, que se transmite únicamente por medio de internet, advirtió que este escenario draconiano a desarrollarse por parte de algunos proveedores, encontrará una protesta enérgica y animó a sus usuarios a exigir la internet abierta que merecen y por la que le están pagando a su proveedor.

Recordó que los carriers tienen negocios de banda ancha muy rentables que quieren expandir y que los consumidores compran paquetes de mayor ancho de banda, sobre todo por una razón: tener acceso a streaming de video de alta calidad.

Muchos proveedores  están trabajando con nosotros y con otros servicios similares para que sus suscriptores tengan una mejor oferta.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red