Negocios en 3D, nuevo mercado

Se pronostica que estas impresoras revolucionen a varias industrias

COMPARTIR 
25/01/2014 05:14 Claudia Ocaranza

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero.- Desde un feto de resina hasta un chocolate, todo es posible con una impresora 3D. Hace algunos años, lo más común para las mujeres embarazadas eran los ultrasonidos 4D, pero eso quedará atrás. Al menos así lo vislumbra la startup 3D Babies. Por raro que suene tener una figura del recién nacido en la sala como si fuera una fotografía, es un hecho que ésta tecnología ha abierto las puertas para que personas exploren nuevos mercados.

“Es un mercado que estamos explorando. La idea es proveer a la gente con los buenos recuerdos de su embarazo, que puedan volver a vivir lo especial que es ese momento para cuando sus hijos crezcan”, dijo a Excélsior Gerard Bessette, quien junto con su esposa creó 3D Babies hace tres meses.

Hasta ahora la startup ha vendido una figura de bebé en 3D por 400 dólares, pero planean que el mercado crezca conforme puedan bajar los costos de imprimir la imagen en plástico y resina. De hecho la réplica es solamente de la cara del bebé, que se monta sobre cuerpos en diferentes posiciones prefabricados en el mismo material.

Para empezar en el negocio el matrimonio Bessette, quien renta una impresora 3D para sus creaciones, lanzó una campaña en el sitio web Indiegogo con la meta de reunir 15 mil dólares; sin embargo sólo obtuvieron mil 225 dólares. Pero a decir de Gerard, esto no inhibe sus planes de crecimiento.

Industrias locales

En México la tecnología, que promete crecer en 2014 con ventas de 669 millones de dólares en el mundo, de acuerdo a Gartner, también es utilizada en industrias regionales, como el calzado en León, Guanajuato.

“Se pueden hacer suelas, esto reduce los costos de hacerlo a prueba y error, y reduce los desperdicios también”, dijo Luis Pacheco, co-director de MakerMex, una comercializadora de impresoras 3D.

Aunque algunos negocios resulten extraños, para Pacheco la posibilidad es infinita y las impresoras 3D revolucionarán a diferentes industrias, como la salud, la comida, el diseño y la joyería.

MakerMex inició operaciones hace un año, con expectativas de que no recuperaría la inversión inicial; sin embargo de vender una impresora en febrero para finales de 2013 la firma comercializó entre 20 y 30 impresoras por mes.

Para los diseñadores locales las impresoras 3D también se han vuelto una herramienta. “Creo que esto está llevando a que evolucione el diseño de lo artesanal a las herramientas computacionales”, dijo María Gallegos, ingeniera de TecSol 3D, empresa mexicana que distribuye impresoras 3D.

Prótesis y comida diseñada

En torno a la salud hay varias líneas para esta tecnología, desde proyectos que exploran replicar órganos a partir de las células madres, hasta embellecer una prótesis.

Bespoke se ha dedicado desde 2009 a la fabricación de prótesis; sin embargo la impresión 3D ha revolucionado el negocio, al permitirles personalizar tanto en tamaño como en diseño, es decir la adaptan a la personalidad del usuario. Incluso la pieza puede emular la piel.

Aunque por ahora cada impresora debe ser usada para una función específica, el codirector de MakerMex no descarta que en un futuro los negocios puedan cumplir diversos objetivos.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios