Se pudo evitar el espionaje de Estados Unidos

Telefónicas del mundo no usaron la tecnología disponible para impedirlo

COMPARTIR 
31/12/2013 02:24 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de diciembre.- Los operadores de telefonía móvil del mundo no habilitaron recursos tecnológicos que estaban disponibles desde 2008 y que podrían haber reducido la habilidad de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) para monitorear millones de llamadas telefónicas realizadas desde esos dispositivos, advirtió Karsten Nohl, jefe de Ciencia del Laboratorio de Investigación en Seguridad de Berlín.

El especialista dijo a medios internacionales que la empresa en que trabaja realizó el hallazgo luego de revisar las medidas de seguridad aplicadas por los operadores del mundo, y reveló que desde julio pasado advirtió a muchas de ellas sobre las vulnerabilidades de sus redes, lo que hace posible clonar y controlar de manera remota millones de tarjetas SIM instaladas en los dispositivos.

¿Omisión?

El experto alemán en criptografía descartó que la indolencia de los proveedores de servicios de telefonía móvil haya obedecido a presiones de la NSA y adjudicó la falta de acción a negligencia.

 "No quiero creer en una conspiración mundial a través de todos los operadores de redes del mundo. Creo que es la pereza individual y el que la prioridad está en la velocidad de las redes y la cobertura, y no  en la seguridad."

Nohl descubrió que ninguna de las compañías encuestadas habían implementado medidas para frustrar un método que permite a la NSA espiar la mayoría de las llamadas a móviles inhabilitando una tecnología de encriptación ampliamente conocida como A5/1 , dijo Nohl .

El pasado 13 de diciembre, el diario estadunidense The Washington Post informó que los documentos filtrados por ex contratista de la NSA,
Edward Snowden, mostraron que la agencia puede romper el código A5/1 . 

Tarjetas SIM, vulnerables

Un trabajo presentado en julio de este año por Nohl, en el que demuestra cómo millones de tarjetas SIM de teléfonos móviles pueden ser intervenidas, llevó a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que asesora a los países sobre los planes de seguridad cibernética, a instar a la industria a aplicar medidas para hacer frente a las vulnerabilidades.

Una vez que un hacker hace copias de una tarjeta SIM, las puede utilizar para hacer llamadas y enviar mensajes de texto haciéndose pasar por el dueño del teléfono, dijo Nohl.

"Nosotros, los investigadores no debemos darnos por vencido tan fácilmente como lo hicimos en julio", agregó el especialista.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios