Blackberry se pone a prueba en laboratorio

Excélsior visitó el lugar donde Blackberry desarrolla sus teléfonos y los somete a pruebas extremas de seguridad

COMPARTIR 
05/12/2013 03:35 Aura Hernández/ Enviada

MIAMI, 5 de diciembre.- Pasar por un fuerte control de seguridad, ser acompañado de un guía, no usar teléfonos celulares y mucho menos cámaras fotográficas son condiciones indispensables para entrar al Laboratorio Sunrise R&D de BlackBerry que se encuentra en Miami, Florida.

 En este edificio de sólo tres pisos  se han desarrollado al menos nueve teléfonos de la empresa, como el icónico 8520, mejor conocido como Gemini, o el más reciente que aún no está en venta y que cuenta con la plataforma 10, es decir, el Z30.

Nuestro guía es Bill Seefeldt, vicepresidente de ingeniería de producto de BlackBerry, quien nos lleva a dar una vuelta por el primer piso donde se realizan las pruebas de laboratorio.

Mientras pasamos por otra puerta donde se requiere password, el directivo nos comenta que el desarrollo de un teléfono de BlackBerry puede tardar entre nueve y 14 meses desde que se crea la idea hasta que se tiene listo para salir al mercado.

Entre robots te veas

En el laboratorio se realizan las pruebas necesarias para controlar la calidad e, incluso, hallar fallas que se pueden solucionar antes de ponerlo en manos de los consumidores.

Ejemplo de esto es el área SAR donde se evalúa el nivel de radiación que pueden emitir los dispositivos, para esto se cuenta con una tina que emula un cuerpo humano, llena de una solución salina y una serie de dispositivos para asegurarse de que la radiación no sea mayor a lo establecido por la Organización Mundial para la Salud.

Ello para cuidar a los usuarios y garantizar que el celular durará al menos tres años. Por eso entramos al Mecanical Lab, donde hacen algo que todos tememos que suceda, que el celular se caiga.

Seefeldt comenta que las máquinas arrojan el dispositivo contra concreto para grabar con una videocámara de 7 mil frames cómo le afecta el impacto y después comprobar qué elementos se dañaron. Otras máquinas lo que hacen es dar vueltas y golpear los celulares a prueba al menos unas 100 veces, mientras que otras los mantienen en una completa vibración por horas.

A esto se añaden pruebas de temperatura que van desde el calor hasta el frío extremo porque es muy común dejar el celular en el auto donde puede alcanzar una temperatura hasta de 35 o 40 grados centígrados.

No podemos olvidar tampoco los choques o cambios de voltaje que han provocado  que los dispositivos de otra marca explotaran en Asia provocando la muerte de sus usuarios. Por esto BlackBerry tiene un área donde con una pistola se lanza una descarga eléctrica para ver cómo la energía es transferida por el teléfono y las partes que se ven afectadas.

Del display al sonido

Nuestro guía nos lleva también al área donde se realizan las pruebas para el display del celular, hay que estar seguros que muestra la luz uniformemente, así como el lugar donde se revisan los sensores de movimiento tan importantes hoy en día en algunos dispositivos.

Después nos dirigimos al segundo piso donde se desarrolla el hardware de los teléfonos para ver las pruebas de audio. Un maniquí y grabadoras investigan cómo disminuir o eliminar los sonidos provenientes del ambiente para que no interrumpan una llamada.

El paseo casi está llegando a su fin, Seefeldt nos explica que no podemos ir al tercer piso porque ahí se desarrolla el software que hará funcionar a los dispositivos y, por lo mismo, es top secret, hay lugares donde incluso él no puede pasar. 

Regresamos al primer piso donde recogemos nuestras mochilas o bolsas, de fondo está una vitrina con todos los dispositivos creados aquí, entregamos el gafete de visitantes, y nuevamente salimos al sol de Miami.

BlackBerry tiene otros laboratorios similares a este en Canadá, donde está su sede, y en Alemania.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios