Dilma se lanza contra Marina

La actual mandataria replanteó su campaña y atacó a la favorita durante un debate

COMPARTIR 
03/09/2014 01:25 AFP
La actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, atacó ayer a su rival, Marina Silva, acusándola de no tener respaldo político. Foto: Reuters
La actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, atacó ayer a su rival, Marina Silva, acusándola de no tener respaldo político. Foto: Reuters

BRASILIA, 3 de septiembre.– La arremetida de la candidatura de Marina Silva, favorita para ganar las elecciones de Brasil, obligó a un cambio de estrategia de sus adversarios: Dilma Rousseff apunta a su yugular mientras Aecio Neves, casi fuera de carrera, apostará por una posible alianza.

A casi un mes de los comicios, Silva, popular ecologista y candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), alcanzó por primera vez a la presidenta Rousseff, aspirante a la reelección (PT, Partido de los Trabajadores, izquierda) en la intención de voto para la primera vuelta, con 34% cada una. Según sondeos, le ganaría en la segunda vuelta por 10 puntos.

Ayer la propaganda de Rousseff criticó el frágil respaldo político de Silva, comparándola con presidentes como Janio Quadros, que renunció, o Fernando Collor de Mello, que fue cesado, y que llegaron al poder sin una gran coalición.

La campaña del PT sostiene que Marina no contará con aliados en el Congreso y recordó que presidentes con partidos de “yo solito” acabaron mal.

Silva acusó el golpe. “Comencé como concejal, diputada, ministra de Medio Ambiente. Si yo digo que una persona que no fue electa ni concejal fue elegida como presidente (el caso de Rousseff), ahí ya estaríamos hablando de algo”, aseguró.

En el debate del lunes por la noche, Rousseff aprovechó también casi todas sus oportunidades para encarar a Silva y la acusó de no explicar claramente cómo cumplirá promesas.

Antes, la mandataria defendió una norma para criminalizar la homofobia, proyecto que inicialmente estaba en el plan de gobierno de Silva, pero que fue retirado, aparentemente, para evitar conflictos con el electorado evangélico, religión que Marina profesa.

Empujado al tercer lugar, al socialdemócrata Aecio Neves (PSDB) le queda buscar espacio para alianzas. “Tiene que medir cuidadosamente sus ataques a Marina, dado que podría ser su aliado para hacerla ganar en segunda vuelta”, dijo el analista político David Fleischer.

Relacionadas

Comentarios