Arrebatan ciudades a yihadistas del ISIS

Los combatientes iraquíes y kurdos recuperaron dos localidades que fueron tomadas el 18 de junio

COMPARTIR 
02/09/2014 02:18 AFP y EFE
Militares kurdos celebran con disparos al aire tras haber arrebatado a los yihadistas del ISIS la ciudad de Suleiman Bek, ubicada a 175 kilómetros al norte de Bagdad. Foto: Reuters

AMERLI, 2 de septiembre.– Soldados iraquíes, fuerzas kurdas y milicianos chiitas, apoyados por los bombardeos estadunidenses, intensificaron su contraofensiva contra los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), a quienes arrebataron dos localidades en Irak, donde la violencia mató a mil 420 personas en agosto.

Tras romper el domingo el cerco de los yihadistas impuesto el 18 de junio a la ciudad turcomana chiita de Amerli, los combatientes kurdos y chiitas obtuvieron dos nuevas victorias ayer, al tomar el control de Suleiman Bek, a 175 kilómetros al norte de Bagdad, y de la vecina Yankaja.

“En pocas horas conseguimos asegurar por completo” Suleiman Bek, en manos de los yihadistas desde hacía 11 semanas, declaró Hadi al Ameri, comandante de una milicia chiita.

Los combatientes celebraron esta victoria con disparos al aire y gritos contra el ISIS. No obstante, la distribución de víveres a la población provocó peleas entre los hambrientos habitantes, a quienes el asedio privó durante semanas de agua, alimentos y medicamentos.

Los yihadistas lanzaron el 9 de junio una fulgurante ofensiva en Irak, donde se apoderaron de amplios territorios en el norte del país ante un ejército en desbandada.

Aunque no se dispone de ningún balance de muertos desde el lanzamiento de la ofensiva del ISIS, Naciones Unidas anunció ayer que al menos mil 420 personas murieron y otras mil 370 resultaron heridas en el mes de agosto, cuando los ataques yihadistas obligaron a las fuerzas kurdas a replegarse hacia la región autónoma del Kurdistán.

Según Naciones Unidas, 1.6 millones de iraquíes abandonaron sus hogares en 2014 (850 mil en agosto), entre ellos un gran número de las minorías cristiana, yazidí y turcomana.

La crisis humanitaria obligó a Estados Unidos a intervenir con bombardeos específicos contra los yihadistas. En Amerli, la aviación estadunidense llevó a cabo cuatro ataques aéreos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, notificó ayer oficialmente al Congreso de su país sobre los ataques aéreos en Irak “con el propósito limitado de detener el avance del grupo terrorista Estado Islámico”, informó la Casa Blanca.

Por su parte, Alemania anunció una primera entrega de armas a los kurdos, entre ellas, miles de fusiles de asalto. La canciller Angela Merkel justificó esta ayuda por las amenazas que representan los yihadistas del ISIS “para Europa y para Alemania”.

Merkel evocó los alrededor de 400 alemanes que se unieron a las filas del ISIS en Siria e Irak, mientras que Reino Unido informó de 500 británicos. El primer ministro británico, David Cameron, anunció ayer medidas  como la confiscación de los pasaportes en la frontera a los viajeros sospechosos.

Bomba mata a 10 personas

Por otra parte, la explosión de un coche bomba conducido por un suicida en el centro de Al Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, provocó la muerte de diez personas y heridas a otras 19.

Una fuente de la policía de Al Ramadi explicó que el suicida hizo explotar el vehículo en un puesto de control de las fuerzas de seguridad iraquíes al lado del complejo gubernamental que acoge las sedes de los servicios de seguridad, situado en el centro de
la ciudad.

La provincia de Al Anbar es feudo del ISIS y escenario de una ofensiva del ejército iraquí que, desde enero pasado, bombardea distintas zonas, sobre todo sus dos principales ciudades, Al Ramadi y Faluya.

Estos atentados se producen en el marco de la ofensiva suní en el norte de Irak, donde el ISIS tomó la ciudad de Mosul el pasado 10 de junio y donde continúan enfrentándose a las fuerzas gubernamentales.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red