Más de 2 mil secuestrados y mil 420 muertos por conflicto en Irak: ONU

Acusa a los yihadistas del Estado Islámico de cometer crímenes de guerra; los plagios afectan a mujeres y niños y la cifra de víctimas es sólo del mes de agosto

COMPARTIR 
01/09/2014 07:37 EFE / Fotos: AP y Reuters
Naciones Unidas estima que sólo en agosto 600 mil personas se han visto desplazadas y que miles continúan siendo asesinadas por el EI y otros grupos aliados por razones de etnia y religión.

GINEBRA, 1 de septiembre.- Más de 2 mil mujeres y niños están secuestrados en Irak por los yihadistas del Estado Islámico (EI), que los mantiene cautivos en distintos lugares, según informaciones recogidas por la Misión de Naciones Unidas en este país, que cree que la cifra real puede ser mucho mayor.

Mujeres secuestradas pudieron contactar a la Misión e informaron que el EI les ha quitado a sus hijos y que las mujeres son entregadas a los combatientes, vendidas o esclavizadas por negarse a convertirse (al islam)", dijo el coordinador de todos los expertos y grupos de trabajo de derechos humanos de la ONU, Chaloka Beyani.

La misión de la ONU en Irak (UNAMI) reportó que al menos mil 420 personas murieron y mil 370 resultaron heridas en combates y otros actos violentos y terroristas durante el mes de agosto en el país.

La UNAMI señaló que la cifra de víctimas puede ser "significativamente más alta" debido a las dificultades para verificar estos datos en las zonas bajo control del Estado Islámico (EI) y otros grupos armados.

Solo en agosto la ONU estima que 600 mil personas se han visto desplazadas y que miles continúan siendo asesinadas por el EI y otros grupos aliados por razones de etnia y religión", denunció el representante de la ONU en Irak, Nickolay Mladenov.

La mayoría de las víctimas son civiles: al menos mil 265 murieron y mil 198 sufrieron heridas, frente a los 155 muertos y 172 heridos en las filas de las fuerzas de seguridad.

El verdadero coste humano de esta tragedia es impactante", lamentó Mladenov, que se congratuló por los esfuerzos humanitarios efectuados por las autoridades del Kurdistán iraquí y la comunidad internacional.

La UNAMI reconoció que ha recibido también informes de cientos de víctimas en algunas zonas, y casos de civiles fallecidos en su huida por falta de agua, alimentos y medicinas, pero que no ha podido verificar esos datos.

En una sesión de emergencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre Irak, también se denunció el reclutamiento forzado de niños por el grupo extremista, que los envía al frente de combate para que sirvan de escudos de los combatientes adultos.

Otros son obligados a dar sangre para insurgentes heridos, enviados a patrullar, a ocuparse de puestos de control ilegales y en algunos casos a perpetrar ataques suicidas.

Informaciones verificadas de Mosul, así como de Salahedine y Diyala, dan cuenta del uso de niños de 13 años para patrullar con miembros adultos del EI, cargando armas que a veces son más grandes que ellos mismos", indicó la representante especial de la ONU sobre los niños en conflictos armados, Leila Zerrougui.

Al exponer la situación de los menores en las zonas de Irak donde está presente el EI, señaló que se han recibido 413 informes de violaciones contra niños desde el inicio del año.

Las violaciones más frecuentes son los asesinatos y las amputaciones de niños, con 693 casos reportados, en su mayoría debido a ataques indiscriminados y bombardeos de áreas pobladas, tanto por fuerzas gubernamentales, como por grupos opositores, incluido el EI".

A estos últimos se les atribuye la ejecución de niños, junto con otros civiles, en las áreas bajo su control.

La ONU también denunció hasta que extremo la libertad de religión está bajo ataque en Irak mediante las conversiones forzadas, la expulsión o la exterminación de las comunidades religiosas no suníes.

Según informaciones fiables que se han recopilando, los yihadistas están destruyendo -demoliendo o dinamitando- estructuras de gran significación cultural y religiosa, como mezquitas, santuarios y otros lugares de culto.

Crímenes contra la humanidad

Las acciones violentas que perpetra en Irak el grupo yihadista Estado Islámico (EI) -incluidos asesinatos, ejecuciones, conversiones forzadas, secuestros, violencia sexual y torturas- equivalen a crímenes contra la humanidad, señaló hoy la ONU.

ELa responsable adjunta del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, expuso la evidencia recogida por su organismo sobre la gravedad de los abusos cometidos por los extremistas.

Panseri indicó que también se cuenta con información sobre violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario, que pueden equivaler a crímenes de guerra, por parte de las fuerzas de seguridad iraquíes y de grupos armados que se oponen al EI.

El Ejército iraquí, milicias afines y fuerzas kurdas, con apoyo militar de Estados Unidos, luchan contra este grupo terrorista, a pesar de lo cual mantiene el control de extensas áreas de las provincias de Anbar, Nínive, Salah al-Din y Diyala, en el norte de Irak.

Los insurgentes del EI, que ha proclamado el establecimiento de un califato en las zonas que controlan entre el norte iraquí hasta la provincia de Al-Raqa, en la región oriental de la vecina Siria, han concentrado su crueldad contra las minorías étnicas y religiosas.

Muchos han sido directamente asesinados, otros sitiados y privados de alimentos, agua y medicinas", sostuvo Panseri, quien dijo sobre los yazidíes -una de las minorías más afectadas- que al menos un millar fueron asesinados en las últimas semanas.

Asimismo, Pansieri indicó que su oficina tiene conocimiento de la ejecución de líderes religiosos, incluidos doce suníes en Mosul que se negaron a jurar lealtad al EI.

A pesar de que hay poblaciones enteras que han huido, la 'número dos' de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU señaló que todavía hay varios poblados en Sinyar (provincia norteña de Nínive) que corren el riesgo de ser atacados por los yihadistas.

La presencia y el control de EI se extiende por el norte a partes de las ciudades de Faluya, Ramadi, Tikrit, Tal Afar y Mosul, donde la ONU teme por la suerte de los civiles.

La organización ha constatado que las mujeres están particularmente expuestas a los abusos de los extremistas islámicos, que a mediados de agosto hicieron que en todas las mezquitas de Mosul se leyera el anuncio de que, en adelante, todas las mujeres debían cubrirse el rostro con un velo o enfrentarse a severos castigos.

El EI ha establecido una especie de policía "de promoción de la virtud y prevención del vicio" que tiene por misión obligar a las mujeres a cumplir con las reglas que han dictado.

Estas incluyen la prohibición de caminar por las calles si no están acompañadas por un hombre.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red