Rusia pide a Ucrania cambiar modelo de Estado; canjean soldados

El presidente ruso, Vladimir Putin, urge a Kiev a dotar de mayores competencias al este rusohablante; lanza advertencia a la UE por sanciones

COMPARTIR 
01/09/2014 05:44 Agencias / Fotos: AP y Reuters

MOSCÚ, 31 de agosto.- El presidente ruso, Vladimir Putin, instó hoy a Ucrania a abrir urgentes negociaciones para cambiar su modelo de Estado y frenar así la guerra, en un claro intento de arrancar mayores competencias para el este rusohablante.

Hay que proceder de inmediato a abrir negociaciones sustanciales, pero no sobre temas técnicos, sino sobre cuestiones de la organización política de la sociedad y el modelo de Estado en el sureste de Ucrania", aseguró Putin en declaraciones a la televisión pública.

El objetivo de esas negociaciones sería, "sin lugar a dudas, garantizar los derechos legales de la gente que allí vive", en alusión a la mayoría rusohablante que puebla las regiones de Donetsk y Lugansk, principales plazas fuertes rebeldes.

Aunque Putin no lo mencionó, Rusia aboga insistentemente por convertir a Ucrania en una federación en la que las regiones dispongan de competencias en materia presupuestaria y lingüística, además de elegir directamente a sus gobernadores.

Curiosamente, poco después de que se emitiera la entrevista, el Kremlin matizó que el presidente se refería no a la independencia del sureste de Ucrania, sino al inicio de un diálogo nacional sobre el modelo territorial y de Estado del país vecino.

Al respecto, Poroshenko ha insistido en varias ocasiones que Ucrania nunca será una federación y que la población del este del país podrá educar a sus hijos en lengua rusa, pero que ésta no será acuñada por segundo idioma oficial en la Constitución.

Antes incluso de la sublevación armada en el este, el Kremlin propuso a Occidente una hoja de ruta sobre la federalización de Ucrania, aduciendo que un país donde el este y el oeste hablan idiomas diferentes, tiene economías dispares y honran a distintos héroes no puede ser un Estado unitario.

Es la teoría de "Las dos Ucranias": el este industrial, minero, próspero y prorruso; y el oeste rural, agrícola, nacionalista y prooccidental.

Según el plan ruso, Ucrania pasaría a ser un Estado federal a través de un referéndum, tras lo que las regiones dispondrían incluso de amplias competencias para entablar relaciones económicas con otros países.

Por alguna razón, nuestros socios ucranianos le tienen miedo a la federalización. Esa es su elección. Nosotros, en ningún caso, interferiremos. Pero en el mundo hay muchos países federales", señaló esta semana Putin.

Y citó a Estados Unidos, Alemania y Brasil entre esos países cuyo ejemplo debe emular Ucrania.

El sentido es dar la posibilidad de vivir una vida plena a la gente que vive en diferentes territorios y que tiene particularidades notables", precisó.

Ucrania teme que la federalización del país sea el primer paso para la desintegración, más aún cuando fue Putin quien mencionó por vez primera a mediados de abril el concepto de Novorrosía, territorio que incluiría a seis regiones ucranianas (Jarkov, Donetsk, Lugansk, Jersón, Odessa y Nikolayevsk).

Según Putin, esas regiones pertenecían al imperio zarista hasta que en la década de 1920 las autoridades soviéticas las cedieron a Ucrania, hecho histórico que es muy del gusto de los separatistas prorrusos.

En mi opinión, el pueblo ruso y el ucraniano son prácticamente el mismo pueblo. Después del bautismo comenzó a consolidarse la nación rusa (...) y la gente que vivía entonces en lo que hoy es Ucrania nunca se les llamó de otra forma que rusos", señaló Putin.

Putin reconoció que la Galicia ucraniana siempre ha tenido más relación con la Europa católica, pero criticó el hecho de que la Ucrania occidental intente imponer su modelo de vida al resto del país.

El nuevo modelo de Estado ucraniano por el que aboga el Kremlin también incluiría una política de no alineamiento en bloques militares, aunque Kiev ya anunció esta semana su intención de renunciar a esa neutralidad.

Por otra parte, Putin recordó también que durante la reciente cumbre de Minsk acordó con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, poner fin a la actual crisis "por la vía pacífica y a través de negociaciones".

Si alguien piensa que los rebeldes no van a reaccionar y sólo van a estar a la espera de las prometidas negociaciones mientras se dispara contra las ciudades y pueblos del sureste de Ucrania, es que es rehén de alguna clase de ilusión", señaló.

Putin reconoció que es imposible pronosticar cuándo concluirá la crisis en el vecino país y que su solución depende, en gran medida, de la voluntad política de los dirigentes ucranianos.

Y adelantó que Rusia ha aceptado la propuesta ucraniana de que los próximos convoyes de ayuda humanitaria rusa con destino a las regiones de Donetsk y Lugansk sean enviados no por carretera, sino por vía férrea.

A su vez, elogió a su homólogo ucraniano, al que calificó de "socio con el que se puede dialogar".

Advertencia a la UE

El presidente ruso advirtió hoy a la Unión Europea que le será difícil volver al mercado ruso, una vez éste sea ocupado por empresas latinoamericanas y asiáticas.

El peligro para nuestros tradicionales suministradores es que cuando una compañía se asienta en un mercado, en este caso en el ruso, apartarla ya va a ser muy difícil después, si no imposible", dijo Putin en declaraciones a la televisión pública rusa.

En su opinión, "las compañías europeas lo entienden, por lo que están muy decepcionadas con sus Gobiernos" por su política de sanciones contra Moscú.

Putin, que prohibió las importaciones de alimentos, frutas y verduras occidentales en respuesta a las sanciones contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano, reconoció que los productores rusos no pueden cubrir esas importaciones.

Por eso, ahora trabajamos con otros productores extranjeros. Son países de América Latina: Brasil, Argentina, Chile. También con nuestros socios asiáticos: productores chinos y de otros países", dijo.

Y calificó de "irrisorios" los intentos europeos de convencer a esos países para que no exporten su producción al mercado ruso.

En los supermercados moscovitas ya se nota la escasez de productos hortofrutícolas europeos, en especial frutas (cítricos y manzanas), verduras (tomates y pimientos) y lácteos (quesos y yogures).

Los analistas consideran que la prohibición a las importaciones introducida por el Kremlin provocará un aumento de los precios, pese a los intentos del Gobierno por impedirlo.

Intercambio de prisioneros

Ucrania ha entregado a un grupo de paracaidistas rusos capturados y Rusia ha devuelto a 63 soldados ucranianos que cruzaron a su territorio la semana pasada, dijeron agencias de noticias rusas citando a un comandante paracaidista.

La agencia de noticias RIA citó al mayor general ruso Alexei Ragozin diciendo que los paracaidistas habían sido devueltos tras negociaciones "muy difíciles" y después de lo que denominó un retraso inaceptable.

Ucrania dijo la semana pasada que había capturado a 10 paracaidistas y los presentó a la prensa como evidencia de que el Ejército ruso está combatiendo junto a los rebeldes separatistas prorrusos en el este de Ucrania. Rusia dijo que sus hombres habían cruzado una zona no marcada de la frontera por accidente.

El intercambio parecía subrayar un ligero descenso de la tensión entre los dos países tras la escalada de la semana pasada cuando los rebeldes -apoyados según Kiev por columnas de blindados rusos - abrieron un nuevo frente en los combates al capturar la ciudad costera de Novoazovsk.

Ucrania había dicho que los hombres estaban en una "misión especial" y habían sido detenidos por cruzar la frontera ilegalmente y apoyar una "organización terrorista", el término que usa para referirse a los separatistas.

Ragozin criticó el comportamiento de Ucrania por el incidente.

Considero inaceptable que nuestros militares fueran detenidos en el lado ucraniano tantos días", dijo.

Ragozi dijo que Rusia, por el contrario, había devuelto rápidamente "cientos" de soldados ucranianos que en distintas ocasiones habían cruzado la frontera cuando se enfrentaban a fuerzas rebeldes. Dijo que el último grupo, de 63 militares, habían entrado en Rusia el miércoles.

jrr

Relacionadas

Comentarios