Rousseff busca reposicionarse en las preferencias de los brasileños

Cientos de simpatizantes de la actual Presidenta brasileña salieron a marchar en favor de la mandataria

COMPARTIR 
31/08/2014 08:05 EFE
El viernes se dio a conocer que Marina Silva está empatada con la presidenta Dilma Rousseff (foto) en las preferencias electorales. Foto: AP

BRASILIA, 31 de agosto.— La militancia del Partido de los Trabajadores (PT) tomó ayer las calles de varias ciudades de Brasil en apoyo a la presidenta Dilma Rousseff, de cuya reelección se duda desde la irrupción como candidata de la ecologista Marina Silva.

El PT esta vivo, en la calle, movilizado y en apoyo a su Presidenta y candidata”, declaró el secretario nacional de Relaciones Institucionales del PT, Romenio Pereira, quien precisó que las movilizaciones se realizaban en unas dos mil 500 ciudades con menos de 30 mil habitantes.

Son las ciudades en que más se ha notado la evolución que el país ha vivido en los últimos doce años”, apuntó en relación a los tres mandatos consecutivos que lleva el PT desde 2003, dos con Luiz Inácio Lula da Silva y uno con Dilma Rousseff.

La partida de las llamadas “Caravanas del PT. Dilma de nuevo” la dio la propia Presidenta en un acto celebrado en Jades, una ciudad del interior del estado de Sao Paulo, donde antes se reunió con un nutrido grupo de alcaldes de su partido.

En ese acto, Rousseff cargó directamente contra Marina Silva, quien se convirtió en candidata presidencial del Partido Socialista Brasileño (PSB) para las elecciones del 5 de octubre próximo tras la muerte del anterior abanderado, Eduardo Campos, fallecido en un accidente aéreo el pasado 13 de marzo.

La irrupción de Silva en la campaña ha revolucionado los sondeos, que daban como favorita a Rousseff,
pero ahora muestran un empate técnico en primera vuelta y la victoria para la ecologista en segunda vuelta, que se celebraría el 26 de octubre, con una ventaja que varía entre 5 y 10 puntos porcentuales.

Silva presentó su programa de gobierno el pasado viernes y, entre sus propuestas a los electores, incluyó una limitación de los subsidios y créditos preferenciales que la banca estatal ofrece actualmente a la economía, lo cual fue calificado de gravísimo por Rousseff.

“Son propuestas aventureras, oscurantistas y atrasadas, que son parte de una oferta que parece avanzada, pero es profundamente demagógica y que, sobre todo, no se sabe a qué intereses sirve”, declaró la mandataria.

Según Rousseff, esos subsidios favorecen planes de construcción de viviendas populares, obras de infraestructura y programas de agricultura familiar que “simplemente acabarán” sin apoyo estatal.

También criticó la intención de Silva de restarle prioridad a la explotación de las reservas de petróleo y gas descubiertas en aguas profundas del océano Atlántico por la estatal Petrobras.

Rousseff subió luego el tono para condenar la idea de Silva de gobernar con los mejores de todos los partidos políticos, pero no con las propias formaciones.

Silva, por su parte, visitó ayer la favela de Rocinha, la más poblada de Río de Janeiro, donde conversó con la población y se mostró junto al popular diputado, candidato a senador y exfutbolista Romário de Souza Farías.

La candidata se vio obligada a explicar un cambio anunciado en el programa de gobierno que presentó la víspera, referido a un supuesto apoyo a las bodas gay.

Efectos

1.- La actual presidenta, Dilma Rousseff, podría incrementar de manera significativa sus eventos de campaña para tratar de superar a su rival Marina Silva.

2.- La candidata Marina Silva se encamina a despegarse de la actual mandaria en las preferencias electorales y así lograr la victoria en la primera vuelta de la presidencial.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red