Empate técnico entre candidata Silva y presidenta Dilma Rousseff

Un sondeo muestra que la candidata ambientalista ha alcanzado a la mandataria brasileña en la intención de voto para la primera vuelta, y la derrotaría en el balotaje

COMPARTIR 
30/08/2014 12:45 Reuters / Fotos: AP y Reuters
La encuesta sugiere que Silva (izq.), del Partido Socialista Brasileño, quita votos a todos los candidatos y continúa atrayendo a los indecisos.

SAO PAULO, 29 de agosto.- La candidata ambientalista Marina Silva avanzó y está empatada con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la intención de voto para la primera vuelta electoral de octubre, y derrotaría a la mandataria en un eventual balotaje por 10 puntos, mostró el viernes un sondeo de Datafolha.

Silva y Rousseff tienen un 34 por ciento de intención de voto cada una, contra un 15 por ciento del candidato Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

En la eventual segunda vuelta, Silva obtendría el 50 por ciento de los votos, contra un 40 por ciento de Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT).

Un sondeo de Datafolha dado a conocer el 18 de agosto mostró a Rousseff con un 36 por ciento de intención de voto, contra un 21 por ciento de Silva y un 20 por ciento de Neves. Las candidatas aparecían en un empate técnico en la segunda vuelta, con la opositora imponiéndose por 47 por ciento a 43 por ciento.

Una revisión superficial de las cifras sugiere que Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), quita votos a todos los candidatos y continúa atrayendo a los indecisos.

Los demás candidatos suman ahora un 3 por ciento de las intenciones de voto, frente al 5 por ciento del sondeo previo; los indecisos pasaron a un 7 por ciento, desde el 9 por ciento previo, en tanto, quienes pensaban anular o votar en blanco bajaron a un 7 por ciento desde un 8 por ciento.

Silva también se ha beneficiado del hecho de representar mejor que cualquier otro candidato el deseo de cambio de la población, expresado en los sondeos, y por la conmoción provocada por la trágica muerte del ex candidato del PSB Eduardo Campos.

Además, ella tiene un fuerte recuerdo de la última elección, cuando obtuvo casi 20 millones de votos disputando la presidencia por el Partido Verde (PV).

Silva también se ha beneficiado de una fuerte exposición en los medios, tanto por el proceso de sustitución de Campos como por situaciones específicas, como una entrevista en Jornal Nacional la noche del miércoles, lo que ha compensado el poco tiempo que ha tenido de propaganda electoral obligatoria en radio y televisión.

Las campañas de Rousseff y Neves, que inicialmente evitaron atacar a la candidata del PSB, adoptaron otra estrategia. Neves, por ejemplo, ha reiterado que él representa un cambio con seguridad, al contrario de un cambio "de improviso", en alusión a Silva.

Elección incierta

Dos encuestas publicadas esta semana habían mostrado a Silva en segundo lugar pero derrotando a la presidenta en el balotaje. Para Ibope, Rousseff se imponía por 34 por ciento contra 29 por ciento de Silva y 19 por ciento de Neves. En la segunda vuelta, la ambientalista ganaba por 45 por ciento contra 36 por ciento.

Datafolha también mostró una baja en la evaluación al Gobierno de Rousseff. Después de la recuperación registrada en la última encuesta, cuando alcanzó un 38 por ciento, la evaluación óptima/buena pasó a un 35 por ciento.

La evaluación mal/pésimo pasó de un 23 a un 26 por ciento.

El sondeo de Datafolha se hizo sobre 2 mil 874 personas entre jueves y viernes en 178 municipios de Brasil y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red