Ataques terroristas en Irak dejan al menos 30 muertos

Varios atentados se registran en las ciudades de Bagdad y Kirkuk, mientras las autoridades investigan un ataque a una mezquita suní ocurrido el viernes

COMPARTIR 
23/08/2014 12:26 AP / Fotos: AP y Reuters
Bomberos apagan restos incandescentes tras un atentado con bomba cerca de un edificio en la ciudad de Kirkuk.

BAGDAD, 23 de agosto.- Explosiones en Bagdad y en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak, dejaron al menos 30 muertos el sábado, mientras las autoridades iraquíes investigan un mortífero ataque a una mezquita suní ocurrido el día anterior.

Once personas murieron cuando un atacante suicida se inmoló en un edificio del Ministerio del Interior en la capital iraquí. El atacante embistió su automóvil cargado de explosivos contra los portones de entrada al cuartel de inteligencia en el distrito Karrada. Murieron seis civiles y cinco guardias de seguridad, dijo un policía. Agregó que hubo 24 heridos.

Un funcionario médico confirmó la cifra de bajas. Ambos hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a informar a la prensa.

El ataque se produjo horas después que el presidente del parlamento, Salim al-Jabouri, dijo que un comité de funcionarios de seguridad y legisladores investigaba el ataque del viernes a una mezquita en la provincia de Diyala, que dejó más de 60 muertos. El resultado de la investigación se espera para dentro de unos dos días.

No estaba en claro si el ataque en el pueblo de Imam Wais fue obra de milicianos chiíes o extremistas del Estado Islámico, que son suníes, que han avanzado a zonas mixtas suníes-chiíes en Diyala y han asesinado a otros suníes que se negaron a someterse a su interpretación extremista de la ley islámica.

Horas después del ataque en Bagdad el sábado, tres explosiones en una zona habitacional en la ciudad de Kirkuk, en el norte, mataron al menos a 19 personas.

Representantes de combatientes curdos dijeron que 112 personas resultaron heridas. Las detonaciones ocurrieron cerca de edificios utilizados como miradores.

Las fuentes hablaron en forma anónima porque no estaban autorizados a informar a los medios de comunicación, mientras que los residentes hicieron lo mismo por temor a represalias.

Las autoridades han dicho que muchos iraquíes que han huido de sus hogares viven cerca de donde ocurrieron las explosiones.

Desde principios de año, Irak enfrenta una ofensiva del Estado Islámico y suníes aliados, que han ocupado vastas zonas en el norte y oeste de Irak. El grupo se apoderó en junio de Mosul, la segunda ciudad iraquí, y ha declarado un califato en territorio bajo su control en Irak y la vecina Siria.

Funcionarios de seguridad en Diyala dijeron que el ataque del viernes comenzó con una explosión suicida cerca de la entrada de la mezquita. Enseguida varios pistoleros irrumpieron en el edificio y dispararon contra los feligreses. Por lo menos 64 personas murieron, incluso cuatro milicianos chiíes que detonaron inadvertidamente bombas colocadas por los atacantes mientras huían.

Legisladores suníes acusaron a milicianos chiíes de haber lanzado un ataque de represalia a la mezquita después que un convoy suyo fue atacado.

jrr 

Relacionadas

Comentarios