Convoy de ayuda humanitaria rusa entra sin permiso a territorio ucraniano

Los 262 camiones del convoy con ayuda humanitaria llegaron a su destino, la ciudad de Lugansk, sin la escolta de la Cruz Roja y sin el permiso de las autoridades ucranianas

COMPARTIR 
23/08/2014 03:56 AP, Reuters y AFP

DONETSK, 23 de agosto.- Una parte del convoy humanitario ruso entró ayer a Ucrania sin esperar su inspección completa en la frontera, lo que levantó protestas de los occidentales y del gobierno ucraniano, que denunció una “invasión directa”.

Más de 70 camiones cruzaron la frontera, escoltados del lado ucraniano por combatientes pro rusos en furgonetas, aunque la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) indicó que más de 130 camiones penetraron en territorio ucraniano.

Veinte llegaron ayer por la tarde al bastión ucraniano pro ruso de Lugansk, su destino, indicó un responsable de la administración regional.

“Se trata de una invasión directa”, reaccionó el jefe de los servicios de seguridad ucranianos, Valentin Nalivaichenko, quien excluyó sin embargo ataques aéreos contra el convoy ruso.

“Hacemos todo lo que está en nuestras manos para que esto no tenga consecuencias más graves”, declaró el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

Las autoridades ucranianas, que condenaron una decisión “deliberada y agresiva”, señalaron que sus guardias fronterizos pudieron inspeccionar únicamente 34 camiones.

“En uno de estos camiones que pueden transportar 25 toneladas, encontramos 800 kilos de té. Los otros 33 estaban cargados con máximo 8 toneladas. Se trata en realidad de vehículos vacíos”, aseguró el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

Este convoy ruso ha sido objeto de disputas durante días, ante el temor de Ucrania y varios países occidentales de que la ayuda humanitaria pudiera ser una excusa para reforzar a la insurgencia pro rusa en el este de Ucrania.

La Cruz Roja que debía distribuir la ayuda no acompañó al convoy, estimando que no disponía de garantías de seguridad necesarias.

Mientras tanto, el Pentágono exigió a Rusia que retire inmediatamente el convoy supuestamente humanitario que entró al bastión pro ruso de Lugansk, y advirtió de nuevas sanciones estadunidenses.

El envío de camiones “constituye una violación de la soberanía e integridad territorial de Ucrania por parte de Rusia”, declaró a periodistas el portavoz del Pentágono, el contralmirante John Kirby.

“Rusia debe retirar inmediatemente sus vehículos y su personal del territorio de Ucrania. De no hacerlo, sufrirá costos y aislamiento adicionales”, dijo Kirby.

El militar señaló que no estaba claro si realmente el convoy estaba realizando una misión humanitaria o si estaba apoyando a los separatistas pro rusos.

“Rusia no debe enviar vehículos, personas o carga de cualquier tipo a Ucrania, ya sea con el pretexto de (que se trata de) convoyes humanitarios o cualquier otro, sin el permiso expreso de Kiev”, subrayó.

Mientras tanto, Reino Unido acusó a Rusia de llevar a cabo “acciones provocadoras” por hacer llegar su convoy humanitario al este de Ucrania e instó a Moscú a evitar ese tipo de actos pues  “sólo servirán para aumentar la inestabilidad en la región”.

“Me preocupa profundamente que este convoy ruso haya entrado en territorio ucraniano sin el consentimiento del gobierno de Ucrania”, apuntó el secretario de Estado para Europa, David Lidington, en un comunicado emitido por el Ministerio británico de Asuntos Exteriores.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red