Estadunidenses infectados le ganan al ébola

Los misioneros Kent Brantly, de 33 años, y Nancy Writebol, de 59, recibieron el alta médica en Atlanta, donde fueron tratados con una medicina experimental contra el virus que contrajeron en África

COMPARTIR 
22/08/2014 04:29 AP y Notimex

WASHINGTON, 22 de agosto.— Dos estadunidenses que contrajeron ébola en África fueron dados de alta del hospital en Atlanta donde fueron tratados.

El doctor Kent Brantly, de 33 años, salió ayer del hospital Emory University, y Nancy Writebol, de 59, salió el martes.

Brantly trabajaba para el grupo Samaritan’s Purse y Writebol para SIM.

Hoy es un día milagroso”, exclamó Brantly al salir del centro médico.

El esposo de Nancy Writebol, David, dijo en un comunicado que ella está libre del virus, pero débil, por lo cual se decidió que ella saldría del hospital antes y en privado, para descansar y recuperarse en un lugar no difundido.

El doctor Bruce Ribner, director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital, dijo en conferencia de prensa que los dos pacientes no representan un riesgo de salud pública.

Estoy eufórico de estar vivo, de estar bien, de estar con mi familia. Como misionero médico jamás pensé que estaría en esta situación”, declaró Brantly al salir.

Brantly tuvo la voz entrecortada y le salieron lágrimas en varias ocasiones cuando agradecía al Samaritan’s Purse y al equipo médico de Emory. La pareja abrazó a los médicos y bromeó con ellos. Luego estallaron los aplausos cuando se despidieron. Brantly dijo que saldría de la ciudad con su familia para continuar con la recuperación.

En su comunicado, David Writebol dijo que su esposa está “sumamente contenta sabiendo que hay tanta gente alrededor del mundo rezándole a Dios para que se recupere. Su salida del hospital, libre de la enfermedad, es potente testimonio de la Gracia del Señor en épocas de sufrimiento”.

Brantly fue sacado de Liberia el 2 de agosto y Writebol tres días después. Ambos se enfermaron al trabajar en la clínica de misioneros en la capital de Liberia.

Tanto Brantly como Writebol recibieron un tratamiento experimental llamado Zmapp, pero no se sabe con certeza si la droga ayudó o si simplemente se curaron por su cuenta, como ha ocurrido con otras personas. El tratamiento es tan reciente que no habría sido probado en seres humanos.

Por otra parte, el coordinador de la ONU contra la epidemia del ébola, el doctor británico David Nabarro, declaró que quiere tener en las mejores condiciones las estructuras sanitarias para afrontar una nueva degradación “si es necesario”, al principio de su gira por los países africanos afectados.

“Estoy decidido a asegurar que cada elemento de nuestro aparato esté a su nivel óptimo con el fin de afrontar una explosión si es necesario”, declaró Nabarro durante una escala en el aeropuerto de Conakry, camino a Monrovia.

 

Ningún mexicano contagiado

Hasta el momento, ninguno de los mil 62 mexicanos residentes en África ha resultado infectado por la epidemia del virus del ébola, sin embargo, el gobierno federal mantiene activos los protocolos para casos de este tipo, confirmó la Cancillería.

De acuerdo con el secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade, hasta el momento no se tiene reporte alguno de que algún mexicano haya sido infectado por esa enfermedad.

 

Cierran fronteras por miedo al ébola

Senegal cerró ayer de nuevo sus fronteras con Guinea por la epidemia de ébola, más de tres meses después de haberlas abierto, según un comunicado del Ministerio del Interior.

Teniendo en cuenta la epidemia, “Senegal decidió cerrar de nuevo sus fronteras terrestres con la República de Guinea”, según el texto, que precisa que esta medida se extiende “a las fronteras aéreas y marítimas para los aviones y barcos provenientes de la República de Guinea, de Sierra Leona y de Liberia”.

Los puestos fronterizos oficiales con Guinea están situados en el sur y el sureste del país.

Por su parte, las autoridades sudafricanas anunciaron también el cierre de sus fronteras a las personas procedentes de Guinea, Liberia y Sierra Leona ante el riesgo que supone la epidemia del ébola.

El gobierno sudafricano decidió prohibir el acceso a su territorio a las personas procedentes de los países afectados por el virus del ébola que considera de “alto riesgo”, esto es Guinea, Liberia y Sierra Leona, “salvo si el viaje es considerado absolutamente esencial”, y pidieron a sus ciudadanos aplazar cualquier visita a estos países.

Nueva eperanza

Los tres médicos liberianos infectados por el virus del ébola y que están siendo tratados con el suero experimental ZMapp muestran signos de mejoría, aseguró el Ministerio de Sanidad.

“Recientemente han mostrado signos de mejoría”, aseguró el viceministro de Sanidad para Servicios de Prevención, Tolbert Nyenswah, respecto a los pacientes a los que se les ha suministrado este fármaco, fabricado en Estados Unidos.

Liberia recibió el suero experimental después de que la presidenta del país, Ellen Jonhson Sirleaf, lo solicitara a las autoridades estadunidenses el 8 de agosto dentro de sus esfuerzos para combatir la epidemia, que ya ha causado la muerte de 576 personas en ese país.

Nyenswah precisó que 12 personas, entre ellas un médico, han sido dadas de alta después de ser tratadas en varios centros de aislamientos.

Entre los doctores que están siendo tratados con ZMapp se encuentran Abraham Borbor y Philip Irlanda, que fueron infectados mientras trabajaban en el hospital John F. Kennedy, de Monrovia, uno de los grandes centros de tratamiento y aislamiento para enfermos de ébola en el país.

El brote de ébola, que hasta ahora ha afectado a Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria, ha causado al menos mil 350 muertes, de acuerdo con las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Regresa la tranquiliad 

Retornó la calma ayer al barrio de West Point, en la capital liberiana, que fue sellado por el gobierno en un intento desesperado por contener el brote de ébola, al día siguiente de los choques de vecinos con las fuerzas militares y policiales que imponían la cuarentena.

Funcionarios de la OMS visitaron dos hospitales en Monrovia que tratan pacientes de ébola. Los centros asistenciales no dan abasto con el ingreso constante de pacientes.

El toque de queda nocturno en Liberia que entró en vigencia el miércoles aparentemente transcurrió sin incidentes.

 El ébola es una enfermedad transmitida por un virus con una tasa de mortalidad que puede llegar a 90 por ciento.

-EFE, AFP y DPA

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red