Crece en China rechazo a contratación de mujeres por temor a embarazo

Un exdirector de recursos humanos explicó que la información sobre la maternidad de una mujer se obtiene en una entrevista cara a cara, pues pocas la citan en su curriculum

COMPARTIR 
21/08/2014 09:35 Notimex

HONG KONG, 21 de agosto.- Los problemas para encontrar empleo en China, tarea difícil para los jóvenes, se agravan en el caso de las mujeres solteras o casadas que no han tenido un hijo, pues se rechaza otorgar las prestaciones por embarazo.

Yin Yawei, de 26 años de edad, y recién casada, sostuvo casi 60 entrevistas de trabajo vía telefónica y frente a frente de junio a principios de agosto sin haber sido contratada inclusive en las varias ocasiones en que creyó que lo había conseguido.

Yin laboró durante cuatro años en una empresa en línea de bienes raíces, y antes de renunciar a su puesto en busca de mejores horizontes, consultó asesores en empleo que le aseguraron que su experiencia y habilidad le garantizaban encontrar un nuevo y mejor trabajo.

Pero tras infructuosos dos meses de búsqueda y 60 entrevistas de reclutamiento, comenzó a reducir sus aspiraciones y acudió a posiciones inferiores a las que creía estaba capacitada, y de nueva cuenta puestos que creyó suyos los perdía en el último momento.

A fines de julio resolvió el enigma, cuando un familiar que labora en una de las empresas que parecía estar a punto de contratarla antes de rechazarla, indagó el motivo y encontró que la negativa nacía del temor de que pronto quedara embarazada y solicitara el permiso de maternidad.

De acuerdo a las leyes laborales chinas, una mujer embarazada goza de permiso pagado de 98 días que comienza dos semanas antes de la fecha de nacimiento, y en la oriental Shanghai se otorgan 30 días extras si la parturienta tiene más de 24 años de edad.

Además, se pueden solicitar 75 días de licencia pagada de pre maternidad, y a las embarazadas no se les permite laborar horas extras ni turnos nocturnos, recordó el portal chino de noticias ecns.cn.

Esas licencias pagadas por maternidad son las que pretenden evitar las empresas, ya que es ilegal despedir a una embarazada, por lo que las compañías prefieren no contratar mujeres casadas que no han tenido hijos, explicó Ren Chao, profesor en la Universidad del Oriente de China.

Un exdirector de recursos humanos solo identificado como Zhou, explicó que la información sobre la maternidad de una mujer se obtiene en una entrevista cara a cara, pues pocas la citan en su curriculum.

Estimó que hasta el 90 por ciento de los empleadores se esperan a la entrevista cara a cara para obtener esa información y seguir adelante o cancelar el proceso de contratación, lo que afecta a mujeres solteras o casadas pero sin hijo.

Hacer esa indagación es una cuestión vital, dijo Zhou, ex jefe de recursos humanos de un hotel de cinco estrellas. "Las mujeres cuidan más a sus hijos que a su empleo", explicó.

La situación del embarazo se suma al alto número de graduados universitarios que está registrando China. De acuerdo a la oficina general del Consejo de Estado, este año egresaron 7.27 millones de graduados, un nuevo record que dificulta la contratación.

Ese número es el doble del que se registró hace 10 años y es el resultado de las políticas de ampliación de matrícula que aplican las universidades chinas, así como de la visión de las familias de que solo a través de una carrera universitaria se alcanza el éxito.

Cada año en China comienzan a buscar empleo 15 millones de jóvenes, de los cuales prácticamente la mitad son graduados, señalan las cifras oficiales.

 

mef

Relacionadas

Comentarios