Policía china detiene a casi mil supuestos miembros de una secta

Las autoridades arrestan a decenas de seguidores de Quannengshen, o la Iglesia del Dios Todopoderoso; entre los capturados hay 100 altos miembros

COMPARTIR 
19/08/2014 09:36 Reuters / Fotos: Especial
El asesinato en junio de una mujer en un restaurante de comida rápida por supuestos miembros del grupo provocó indignación a nivel nacional.

PEKÍN, 19 de agosto.- Las autoridades chinas han arrestado a casi mil miembros de un grupo religioso proscrito, informaron el martes medios estatales, en la más reciente de una serie de medidas oficiales contra un grupo que China ha calificado de culto ilegal.

China sentenció a decenas de seguidores de Quannengshen, o la Iglesia del Dios Todopoderoso, después de que el asesinato en junio de una mujer en un restaurante de comida rápida por supuestos miembros del grupo provocó indignación a nivel nacional.

Entre los arrestados había 100 miembros importantes y organizadores de alto nivel, afirmó la agencia estatal de noticias china Xinhua, citando un comunicado del Ministerio de Seguridad Pública.

El juicio por asesinato está programado para comenzar el jueves.

El grupo Quannengshen, que se originó en la provincia central de Henan, cree que Jesús resucitó como Yang Xiangbin, la esposa del fundador de la secta, Zhao Weishan, informó Xinhua.

Zhao también es conocido como Xu Wenshan, agregó la agencia, que además informó que la pareja había escapado a Estados Unidos en septiembre de 2000.

En 2012, China lanzó una operación contra el grupo después de que Quannengshen llamó a una "batalla decisiva" para abatir al Partido Comunista "Dragón Rojo" y predicó que el mundo terminaría ese año.

El partido no tolera desafíos a su mandato y está obsesionado con la estabilidad social. Ha reprimido a cultos, que se han multiplicado en el país en los últimos años. Las manifestaciones se han contenido por la fuerza y algunos líderes de sectas han sido ejecutados.

El ex presidente chino Jiang Zemin lanzó una campaña en 1999 para aplastar al grupo religioso Falun Gong, al que proscribió como un "culto maligno" después de que miles de fieles realizaron una sorpresiva, aunque pacífica manifestación fuera del complejo de los líderes en Pekín para pedir el reconocimiento oficial de su movimiento.

jrr

Relacionadas

Comentarios