Candidata emergente amenaza reelección de Rousseff en Brasil

Marina Silva tiene el doble de apoyo que el fallecido Eduardo Campos, por lo que podría derrotar a Dilma en segunda vuelta

COMPARTIR 
19/08/2014 04:08 EFE / Fotos: AP y Reuters

BRASILIA, 19 de agosto.- Tras varios días de suspensión por la muerte del candidato socialista Eduardo Campos, la campaña para las elecciones presidenciales en Brasil se reanudó ayer con el impacto de una encuesta que muestra a su posible sucesora en la candidatura, Marina Silva, con posibilidades de ganar en segunda vuelta.

El sondeo, de la empresa Datafolha, es el primero que aparece tras la muerte de Campos en un accidente aéreo el pasado día 9 y también el primero que apunta a la posibilidad de que la presidenta Dilma Rousseff puede fracasar en su intento de renovar su mandato en las elecciones del 5 de octubre próximo.

Silva, que era candidata a vicepresidenta en la fórmula de Campos, aún no ha sido postulada como aspirante a la Presidencia por el Partido Socialista Brasileño (PSB), pero varios dirigentes de esa fuerza política indicaron que ya está tomada la decisión y será formalizada mañana.

La disputa aún es liderada por Rousseff, con 36% de las intenciones de voto, el mismo porcentaje que en una encuesta realizada por Datafolha en julio.

Marina Silva, que fue la tercera más votada en las elecciones de 2010, desbancó del segundo lugar al senador Aécio Neves, candidato del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Silva cuenta con 21% de las intenciones de voto, lo que le garantizaría un lugar en la segunda vuelta de las presidenciales.

Mientras que Neves cayó del segundo al tercer lugar y cuenta con 20% de respaldo.

Según estos resultados, sería necesaria una segunda vuelta entre Rousseff y Silva, y allí la ecologista derrotaría a la hoy mandataria con 46% de los votos frente a 43 por ciento.

Pese a que técnicamente ambas estarían empatadas, ya que el margen de error del sondeo es de dos puntos porcentuales, ésta es la primera vez que un sondeo pone en duda la victoria de la jefa de Estado en la segunda vuelta.

En caso de que Neves supere a Marina Silva como segundo más votado, las elecciones también se dirimirían en una segunda vuelta, en la que Rousseff se impondría con 47% de los votos al líder socialdemócrata, que obtendría 39%, de acuerdo con el sondeo.

Silva, exsenadora y exministra de Medio Ambiente, cuenta con el doble de la intención de voto que tenía Eduardo Campos el mes pasado gracias a que se ganó el apoyo de los indecisos y de los desilusionados.

Mientras que el mes pasado quienes pensaban votar en blanco o anular el voto representaban 13% y los indecisos 14%, en la nueva encuesta, ya con Marina Silva como candidata, el voto blanco o nulo cayó a 8% y el porcentaje de indecisos a 9 por ciento.

En una visita realizada ayer a la favela Santa Marta, en Río de Janeiro, Neves dijo que su partido ya esperaba ese resultado en los sondeos, pero que se considera que, una vez superado el impacto emocional por la muerte de Eduardo Campos, volverá a aparecer como el segundo favorito.

“Lo que quedó claro en la encuesta es que habrá una segunda vuelta”, afirmó al destacar que por primera vez los sondeos muestran que Rousseff difícilmente alcanzará más de la mitad de los votos para garantizar su reelección en la primera votación.

Pero los voceros oficialistas destacaron que el surgimiento de Marina Silva como importante fuerza electoral pone en duda la posibilidad de que Neves sea el segundo más votado.

“Hasta ahora nada afecta el liderazgo de Rousseff. La pelea es más abajo”, por el segundo lugar, afirmó el exministro Fernando Pimentel, candidato del PT a la gobernación de Minas Gerais.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red