Assange dice que saldrá pronto de embajada de Ecuador en Londres

El fundador de WikiLeaks no precisa cómo conseguirá su salida; Quito pide a la comunidad internacional respetar sus derechos y Londres exige acatar la ley

COMPARTIR 
19/08/2014 04:11 EFE / Fotos: AP y Reuters

LONDRES, 19 de agosto.- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró hoy que pronto abandonará la embajada ecuatoriana en Londres, donde lleva refugiado más de dos años para evitar su extradición a Suecia.

En rueda de prensa junto al canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, Assange no precisó cómo se producirá su salida de la embajada ni si se entregará a las autoridades del Reino Unido por razones de salud, como adelantó hoy la cadena Sky News.

Voy a dejar la embajada pronto, pero quizá no por las razones que ofrecen los medios de (Rupert) Murdoch", dijo Assange en referencia a esa cadena de televisión, sin hacer más comentarios al respecto pese a la insistencia de los periodistas.

Julian Assange admitió que haber estado bajo retención en Londres durante más de cuatro años sin cargos, y de ellos dos en la embajada ecuatoriana sin salir al exterior, ha tenido un efecto en su salud y que solo hace una hora de ejercicio al día.

Desde que Assange se refugió en la embajada ecuatoriana el 19 de junio de 2012, el Reino Unido ha insistido en que, cuando la abandone, será detenido y entregado a las autoridades suecas, debido a que los tribunales británicos han fallado a favor de su entrega a Suecia.

Julian Assange y el canciller ecuatoriano Patiño ofrecieron hoy una rueda de prensa conjunta en ocasión del segundo aniversario del asilo político que Ecuador otorgó al activista, en agosto de 2012 y que, según dijo el ministro, Quito mantendrá.

En el encuentro, Patiño aseguró que ha llegado la hora de liberar a Julian Assange y de que se respeten sus derechos humanos, mientras el activista australiano, de 43 años, insistió en todo momento en que nunca ha sido acusado de ningún cargo.

El ex hacker volvió a rechazar las alegaciones de violación de dos mujeres suecas, por lo que Suecia reclamó su extradición al Reino Unido.

Nunca se han presentado cargos en mi contra, ni en Suecia ni en el Reino Unido", apuntó Assange, con pelo y barba blanca y que ofreció la rueda de prensa en una pequeña habitación de la embajada ecuatoriana.

Por su parte, Patiño dijo que el Gobierno ecuatoriano cree que ha pasado mucho tiempo y que Assange lleva demasiado tiempo en la embajada esperando por un salvoconducto, que el Reino Unido le niega.

El ministro ecuatoriano de Exteriores dijo además que la comunidad internacional debe respetar los derechos de Julian Assange y dar una respuesta decisiva a este caso.

Seguiremos trabajando en la búsqueda de soluciones amistosas y diplomáticas con los gobiernos implicados", apuntó Patiño.

Londres pide respetar la ley

El Reino Unido instó hoy a Ecuador a que colabore para encontrar "un final" a la situación "difícil y costosa" del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado desde hace dos años en la embajada ecuatoriana de Londres.

Continuamos tan comprometidos como siempre para alcanzar una solución diplomática a la situación", dijo hoy un portavoz del ministerio británico de Asuntos Exteriores tras celebrarse una rueda de prensa conjunta entre el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, y el ex hacker australiano en la legación de Quito en Londres.

El representante del Foreign Office agregó que el Ejecutivo de Londres es claro al manifestar que la legislación británica debe respetarse y que Assange debería ser extraditado a Suecia, un país que le reclama para interrogarlo sobre varios delitos sexuales que él siempre ha negado.

Como siempre, esperamos que Ecuador ayude a llevar a su fin esta difícil y costosa situación", agregó este portavoz del ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana de la capital británica el 19 de junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia pues, una vez allí, teme ser entregado a Estados Unidos, donde se le investiga a él y a WikiLeaks por haber difundido en 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales de ese país.

Si bien el australiano cuenta con la protección del Gobierno de Rafael Correa, que le concedió asilo en agosto de 2012 y que hoy reiteró su apoyo, Londres se niega a darle un salvoconducto diplomático que le permitiría abandonar la sede de la embajada en Londres en dirección a Quito.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red