Descartan un alto al fuego en la Franja de Gaza

Israel escaló ayer de forma drástica la intensidad de su ataque aéreo contra Gaza, alcanzando centenares de objetivos de Hamas. El premier israelí, Benjamin Netanyahu, descartó un alto al fuego contras los islamistas

COMPARTIR 
11/07/2014 05:16 AFP, EFE, DPA y Notimex / Foto: Reuters, AP

GAZA. 11 de julio.— La aviación israelí prosiguió ayer, por tercer día consecutivo, su ofensiva aérea en la Franja de Gaza sin lograr poner fin a los lanzamientos de cohetes de Hamas, al tiempo que el primer ministro Benjamin Netanyahu anunció “nuevos pasos” y una intensificación de la ofensiva militar.

La operación sigue adelante tal como está planificado”, dijo Netanyahu tras reunirse durante seis horas con su gabinete de seguridad. “Una tregua ni siquiera está en la agenda”, dijo.

Causamos importantes daños a (la organización radical islámica) Hamas, pero atacaremos con mayor fuerza a medida que la operación continúe”, añadió.

En plena escalada de la violencia, que tan sólo ayer dejó más de 30 palestinos muertos, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, llamó a un alto al fuego inmediato en la apertura de una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad.

Desde el inicio de la ofensiva el martes de madrugada han muerto al menos 83 palestinos y más de 500 han resultado heridos.

Es más urgente que nunca intentar encontrar un terreno de consenso para lograr un retorno a la calma y a un acuerdo de cese al fuego”, declaró Ban. El jefe de la ONU reiteró además “su llamado a ambas partes a mostrar la máxima moderación”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, lanzó un llamado similar en una conversación telefónica con el premier israelí, Benjamin Netanyahu, al que exhortó a poner fin a la confrontación y expresó su preocupación por las víctimas civiles.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, alertó por su parte que la región enfrentaba un “momento peligroso”, tras conversar con Netanyahu y con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

El presidente francés, François Hollande, llamó por su parte a ambas partes a la “moderación”.

Desoyendo los llamados internacionales, Netanyahu se comprometió a endurecer la campaña contra Hamas.

Caen misiles

El movimiento palestino replicó con una lluvia de cohetes contra el centro de Israel, que en las últimas 48 horas han caído en los alrededores de Jerusalén y Tel Aviv e incluso llegado hasta Hadera, 116 kilómetros al norte.

Las sirenas resonaron en Jerusalén por segunda vez en dos días y se oyeron una serie de explosiones en la ciudad, cuando el sistema antimisiles Cúpula de Hierro (Iron Dome) interceptó dos cohetes procedentes de Gaza, indicó el ejército.

Otros dos cayeron en campo abierto en la Cisjordania ocupada. Uno cayó cerca del
asentamiento de Maaleh Adumim y el otro cerca de Ofer, una cárcel militar israelí al este de Ramala, sin causar daños ni heridos, según testigos y fuentes de seguridad.

Los militantes del brazo armado de Hamas, las Brigadas de Ezedin al Qasam, reivindicaron los ataque al anunciar que lanzaron “cuatro M75 cohetes contra Jerusalén”.

La violencia ha vaciado las calles de Gaza y Tel Aviv, donde la población, temerosa, se pregunta dónde caerá el siguiente cohete o misil.

En el paseo marítimo de Tel Aviv, de costumbre abarrotado en verano, las terrazas estaban vacías.

En los cafés de Gaza, el panorama es mucho más oscuro. La madrugada de ayer, nueve personas murieron y 15 resultaron heridas en un ataque aéreo contra un café de Jan Yunis (sur) al que la gente había ido a ver la semifinal del Mundial de Futbol entre Argentina y Holanda.

 

La ONU lanza alerta

La Agencia de Naciones Unidas para Asistencia de Refugiados Palestinos en Oriente Medio (UNRWA, por sus siglas en inglés) declaró estado de emergencia en las cinco zonas del territorio palestino, ante la escalada de la violencia.

UNRWA declaró en un comunicado que de ser necesario y de seguir esta escalada de la ofensiva israelí contra palestinos “está dispuesta a organizar una respuesta de emergencia”.

Según autoridades palestinas al menos 83 personas, la mayoría civiles, murieron a consecuencia de la ofensiva de Israel en Gaza al tiempo en que militantes leales a Hamas mantienen los ataques con cohetes sobre Tel Aviv y otras ciudades.

En opinión de UNRWA la violencia en esa zona no muestra señales de terminar pronto.

Los milicianos palestinos en la Franja de Gaza tienen como objetivo también atacar el único reactor nuclear en Israel, según indicaron ayer medios locales.

Entre el miércoles y ayer al menos tres cohetes fueron lanzados hacia la ciudad de Dimona, en el desierto, donde en las proximidades se encuentra una central nuclear, apuntaron los medios de Gaza.

 

Atacaron 322 objetivos

La aviación israelí atacó 322 objetivos de Hamas en la Franja de Gaza durante la madrugada de ayer como respuesta a los lanzamientos de cohetes contra Israel, anunció un portavoz de las fuerzas armadas.

Atacamos 322 objetivos durante la noche y ya son 750 los objetivos de Hamas alcanzados por el ejército desde el inicio de la operación Barrera de Protección”, indicó Peter Lerner, un portavoz militar.

Según el portavoz fueron destruidos lugares de lanzamiento de cohetes, túneles y puestos de mando de Hamas.

Seguimos nuestra operación para presionar a Hamas”, dijo Lerner, y aseguró que “una operación terrestre es una opción potencial”.

Más de 20 mil soldados reservistas han sido movilizados pero un ataque terrestre sería nuestra última opción, sólo si la consideramos necesaria”, añadió.

El ejército indicó que ocho cohetes fueron lanzados hacia Israel desde la Franja de Gaza. En total se han lanzado más de 300 desde que empezó la operación.

El gobierno chileno y el venezolano condenaron los ataques entre Israel y Palestina.

El gobierno de México condenó el lanzamiento de cohetes y los bombardeos aéreos entre el movimiento isla-
mista palestino Hamas e Israel.

México condena el lanzamiento de cohetes y los bombardeos aéreos, y lamenta profundamente que dichas acciones hayan causado un número considerable de víctimas, entre ellos niños, cientos de heridos, la destrucción de hogares y el sufrimiento de la población civil”, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ningún país puede aceptar que se lancen cohetes contra su población civil”, afirmó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

El presidente estadunidense, Barack Obama, expresó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, su temor por una escalada en el enfrentamiento, y propuso su mediación para alcanzar un cese del fuego.

Comentarios

Lo que pasa en la red