Musulmanes de EU, víctimas de espionaje

El periodista Glenn Greenwald afirmó que fueron monitoreados activistas prominentes

COMPARTIR 
10/07/2014 00:40 AFP y EFE
La Agencia de Seguridad Nacional estadunidense ha espiado a cientos de personas en el mundo, de acuerdo con filtraciones de Edward Snowden. Foto: AP
La Agencia de Seguridad Nacional estadunidense ha espiado a cientos de personas en el mundo, de acuerdo con filtraciones de Edward Snowden. Foto: AP

WASHINGTON, 10 de julio.— La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia de Seguridad Nacional estadunidenses (NSA, por sus siglas en inglés) interceptaron mensajes de correo electrónico de prominentes activistas musulmanes estadunidenses, académicos y candidatos políticos, según un informe elaborado entre otros por el periodista Glenn Greenwald.

El informe, que aparece en el sitio en línea The Intercept, sostiene que el espionaje fue autorizado por un tribunal secreto que se ocupa de localizar espías y sospechosos de terrorismo.

El reporte, que cita documentos filtrados por el extécnico de la NSA Edward Snowden, muestra los mensajes electrónicos de individuos, pero no da sus nombres.

The Intercept asegura que identificó al menos a seis personas, todas estadunidenses, a partir de sus direcciones de correo electrónico.

Ellas serían Faisal Gill, un funcionario del Partido Republicano que presentó candidaturas a cargos públicos; Asim Ghafoor, un abogado que representó a clientes en casos de terrorismo; Hooshang Amirahmadi, un profesor iraní-estadunidense en la Universidad de Rutgers; Agha Saeed, un activista en favor de los derechos civiles y exprofesor de la Universidad del estado de California, y Nihad Awad, director del Consejo para las Relaciones islámico-estadunidenses.

Según el artículo de Greenwald y Murtaza Hussain, el programa de espionaje abarcaba 7,485 direcciones electrónicas entre 2002 y 2008.

Sospechosos de terrorismo

Muchos de los correos electrónicos parecen pertenecer a extranjeros sospechosos de estar vinculados a Al-Qaeda, incluido el de Anwar al-Awlaki, el clérigo yemenita-estadunidensae asesinado durante la incursión de un drone en 2011.

Pero la investigación periodística también halló un buen número de ciudadanos estadunidenses espiados por esta vía, lo que requiere una orden de un tribunal secreto sobre la base de evidencias que vinculen a los espiados con actividades terroristas.

Funcionarios estadunidenses que respondieron al informe, afirmaron que sólo se vigilan comunicaciones con “propósitos legítimos de inteligencia o contrainteligencia”.

“Es totalmente falso que los servicios de inteligencia estadunidenses espíen a políticos, religiosos o activistas únicamente porque no están de acuerdo con las políticas públicas, porque critican al gobierno o porque ejercen sus derechos constitucionales”, dijeron en un comunicado conjunto el Departamento de Justicia y la oficina del director nacional de Inteligencia.

Un comunicado de la organización Defensores de los Musulmanes señala que el informe de prensa “confirma los peores temores de los musulmanes estadunidenses: el gobierno federal ha espiado a norteamericanos, incluidos aquellos que han servido a su país en el gobierno y las Fuerzas Armadas, simplemente a causa de su fe o herencia religiosa”.

Amie Stepanovich, del grupo de defensa de los derechos civiles Acces, dijo que “esta revelación muestra una vez más que la NSA actúa con impunidad, y que espió a líderes comunitarios sin asumir sus responsabilidades y aparentemente sin el debido proceso”.

Greenwal destacó que esta es la primera vez que se pone rostro y nombre a los objetivos del espionaje de la NSA a estadunidenses, una actividad que sólo se puede realizar con la autorización de un juez por casos de sospechas terroristas, de espionaje o sabotaje.

El escándalo sobre el espionaje que realiza EU comenzó en junio de 2013 cuando Snowden filtró archivos al respecto.

 

Afirman que en Berlín hay otro agente doble

Alemania confirmó ayer otro caso de espionaje estadunidense en suelo alemán, apenas una semana después de detener a un agente doble.

La Fiscalía general de Alemania informó del registro de las oficinas en Berlín de un presunto agente secreto de Estados Unidos.

De acuerdo con informaciones del diario alemán Süddeutsche Zeitung, las autoridades comenzaron con los registros a primera hora de la mañana y se trataría de un trabajador del Ministerio de Defensa de Alemania.

“Todavía no está claro lo que hay detrás”, afirmó la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, al diario alemán Berliner Zeitung. La política cristianodemócrata también aseguró que Estados Unidos deberá sentarse con Alemania para hablar sobre cómo desarrollar en el futuro un trabajo conjunto.

A pesar de este nuevo escándalo, la ministra descartó que vaya a haber consecuencias en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Hasta el cierre de esta edición no se dio a conocer ninguna detención. Sin embargo, según el rotativo bávaro, los expertos habrían calificado este nuevo caso como mucho más serio que el del espía doble.

Los servicios secretos de EU contactaron al Ejecutivo alemán a raíz de la detención del otro espía alemán que supuestamente trabajaba como agente doble para Washington, informó el diario Der Spiegel.

La publicación asegura que el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, llamó personalmente al coordinador de los servicios secretos alemanes, Klaus-Peter Fritsche para “minimizar los daños” por este escándalo.

“Sólo puedo confirmar que hay conversaciones al respecto, pero no puedo decir nada sobre los resultados”, aseguró la canciller alemana, Angela Merkel.

Por su parte, el diario estadunidense The New York Times aseguró en su edición de ayer que el presidente Barack Obama no tenía conocimiento de la detención en Alemania de un supuesto agente doble (el primero descubierto) que vendía documentos a los servicios secretos de su país.

—DPA y AFP

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red