Ensombrece caso de niños migrantes visita de Obama a Texas

En medio de la crisis humanitaria que vive la frontera estadunidense, el presidente Obama realizó un evento de recaudación de fondos

COMPARTIR 
08/07/2014 14:36 Notimex
Ensombrece caso de niños migrantes visita de Obama a Texas
La visita del presidente Barack Obama a Texas, planeada como una gira para recaudar fondos a favor de los demócratas, quedó atrapada ante la situación migratoria de miles de menores migrantes.

DALLAS, 8 de julio.- La visita del presidente Barack Obama a Texas, planeada como una gira para recaudar fondos a favor de los demócratas, quedó atrapada ante la situación migratoria de miles de menores migrantes que llegan solos al país.

Unos 52, 000 menores inmigrantes no acompañados, han sido detenidos tras cruzar la frontera en los últimos nueve meses

La Casa Blanca planeó el viaje sin contemplar que Obama visitaría la frontera de Texas sur, aun cuando durante su estancia en esa entidad estará a sólo 370 kilómetros del epicentro de la situación migratoria más grave de las últimas décadas en Estados Unidos.

Tras conocerse el itinerario del presidente, líderes republicanos criticaron la “falta de interés” de Obama para conocer de primera mano la situación por el masivo arribo de menores inmigrantes no acompañados, que ya rabasó la capacidad del gobierno federal para procesarlos y albergarlos.

La razón por la que algunas personas sugieren que el presidente debería ir a la frontera cuando visite Texas, es porque ellos prefieren jugar a la política, en lugar de tratar de abordar algunos de esos retos", dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

“El presidente está muy consciente de la situación que se vive en la frontera suroeste", ya que envió a miembros del gabinete y a sus principales asesores para inspeccionar la emergencia humanitaria e informarle al regresar, detalló Earnest.

Sin embargo, la Casa Blanca que se había mantenido renuente a la sugerencia de que el presidente analizara el tema de la emergencia migratoria de manera directa con los republicanos, cambió el rumbo, tras 24 horas de mantenerse la presión sobre el tema.

Obama vs. Texas

Obama invitó al gobernador de Texas, Rick Perry, a reunirse el miércoles en Dallas para discutir la situación fronteriza.

Perry, ha sido uno de los muchos críticos que acusan al presidente de ser responsable, al menos en parte, por el incremento en el número de menores no acompañados que arriban a este país de manera ilegal.

El gobernador había desafiado a Obama a visitar el sur de Texas para conocer de manera directa la situación.

El lunes, Perry envió una carta a la Casa Blanca en la que notificaba su rechazo a recibir al presidente a su llegada a Austin, con el argumento de que "un rápido apretón de manos en la pista" no es suficiente.

El gobernador propuso una discusión privada para intercambiar opiniones sobre la situación, en cualquier momento durante la visita de Obama a Texas.

gak

Relacionadas

Comentarios