Ejército ucraniano sitia ciudades separatistas

Personal militar comenzó a bloquear Donetsk y Lugansk, ciudades del este del país que se encuentran en manos de los separatistas pro rusos

COMPARTIR 
08/07/2014 02:25 DPA y AFP

DONETSK, 8 de julio.– El ejército ucraniano comenzó ayer a bloquear Donetsk y Lugansk, ciudades del este del país que se encuentran en manos de los separatistas pro rusos, tras recuperar el control de Slaviansk y Kramatorsk el fin de semana, lo que desató duras críticas de Rusia.

El ejército ya bloqueó en gran parte los accesos a Donetsk, afirmó Anton Gerashchenko desde el Ministerio del Interior. En los puestos de control están siendo revisados vehículos y civiles. “Donetsk será liberada pronto”, apuntaron fuentes del Ministerio.

También se estrechará el cerco en torno a Lugansk. “Nuestras tropas están a las afueras. Los terroristas ya no tienen posibilidades”, afirmó Gerashchenko, que confirmó que en algunos lugares liberados hubo interrogatorios.

“Estamos estudiando quién ayudó a los terroristas. Nadie que tenga las manos de sangre quedará sin castigo”, señaló.

Rusia criticó duramente los avances del ejército ucraniano. “Parece que no tiene sentido exigir el cese de los ataques, pues Ucrania está sorda frente a los llamados a salvar vidas humanas”, dijo el Ministerio de Exteriores en Moscú.

La Unión Europea debe condenar la “política criminal” de la cúpula de Kiev. La paz será imposible mientras el gobierno ucraniano exija la capitulación de los separatistas, dijo el canciller, Serguéi Lavrov.

Al menos un insurgente murió y otros siete resultaron heridos en enfrentamientos cerca de Lugansk, informaron ayer las autoridades.

Varias detonaciones sacudieron los territorios y al menos dos puentes de ferrocarril fueron volados por los aires por desconocidos, según se dijo.

Los separatistas pro rusos advirtieron a las autoridades ucranianas que no dialogarán más si se produce un asedio del Ejército a las ciudades de Lugansk y Donetsk.

“Un bloqueo enterraría los esfuerzos de paz”, advirtió en Donetsk el líder separatista Abdrei Purgin, quien todavía se mostraba dispuesto a mantener una reunión con la mediación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Miroslav Rudenko, otro líder separatista, se mostró a favor de un alto el fuego. “Sin embargo debe ser un alto al fuego real y no una oportunidad táctica del Ejército para posicionar mejor a sus francotiradores”, dijo.

 

 

Relacionadas

Comentarios