El ejército de Irak mató a 90 extremistas islámicos

El general Qassim Atta afirmó que frustraron un ataque yihadista contra la refinería de Baiji

COMPARTIR 
07/07/2014 02:29 Notimex, EFE y DPA

BAGDAD, 7 de julio.— El ejército de Irak mató en las últimas horas a unos 90 terroristas, como denomina a los extremistas islámicos, en las cercanías de la refinería de Baiji, en la provincia de Saladino, informaron ayer fuentes castrenses.

El vocero de las Fueras Armadas iraquíes, general Qassim Atta, indicó en rueda de prensa que la noche del sábado frustraron un ataque contra la refinería por parte de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Aseguró que las tropas iraquíes mataron a 90 yihadistas y destruyeron ocho vehículos en torno a la refinería, la mayor del país y ubicada al norte de Bagdad, sin precisar la cifra de bajas del lado de las fuerzas gubernamentales, según la agencia iraquí de noticias NINA.

20 extremistas sunitas fallecieron dentro de la sede de la gobernación de Saladino, ubicada en Tikrit

Baiji, ubicada en la provincia de Saladino, es escenario desde hace semanas de combates entre el ejército y los insurgentes sunitas, que se disputan el control de la mayor refinería del país.

Asimismo, Atta agregó que otros 20 extremistas sunitas fallecieron dentro de la sede de la gobernación de Saladino, ubicada en Tikrit, la capital provincial.

El ejército iraquí, con el apoyo de la aviación, sigue “limpiando y avanzando” en zonas de las provincias de Diyala (este) y Al Anbar (oeste), mencionó el portavoz castrense.

150 mil personas que vivían en la provincia de Deir al Zur fueron deportadas por parte del Estado Islámico de Irak y el Levante

El conflicto iraquí adquirió una nueva dimensión el pasado 29 de junio con la proclamación por parte del EIIL de un Califato islámico que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.

Quiere otro premier

El clérigo radical chiita iraquí Muqtada al Sadr instó a la coalición gobernante Estado de Derecho a presentar un candidato alternativo al actual primer ministro, Nuri al Maliki, según un comunicado difundido ayer.

“Los hermanos del Estado de Derecho deben presentar otro aspirante a la jefatura del Ejecutivo, especialmente después de que Al Maliki (que lidera esa alianza) anunciara que no renunciará a su candidatura salvo si el candidato alternativo pertenece a su coalición”, subrayó el clérigo.

“Si se elige a Al Maliki como primer ministro, trabajaremos firmemente con él. Si el Parlamento elige a otra persona, la República Islámica de Irán también la apoyará. Se trata de un asunto interno de Irak”, declaró el vicecanciller iraní, Hosein Amir Abdolahian.

En tanto, el Ministerio de Exteriores de Irán negó que su país haya enviado aviones de combate Sukhoi a Irak, aunque aseguró que podría en el futuro hacerlo si el gobierno de Bagdad lo solicita.

“Los iraquíes no han hecho aún ninguna petición a la República Islámica de Irán para un envío de armas, pero si lo piden consideraremos su petición de forma positiva”, señaló el viceministro de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian.

Por otra parte, rebeldes del EIIL asaltaron una iglesia en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, y secuestraron a dos sacerdotes y una monja, aseguraron testigos.

Los combatientes del EIIL irrumpieron armados en el templo y llevaron a sus víctimas a un lugar desconocido, según los testigos. La agencia de noticias Iraq Press dijo que el ataque iba dirigido contra una iglesia ortodoxa siria.

El EIIL ha deportado a unas 150 mil personas que vivían en la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, como castigo a su oposición a ese grupo radical, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El Observatorio condenó la expulsión forzosa de los habitantes de distintas localidades ubicadas en el este de esa provincia, en una zona cerca de la frontera con Irak cuyo control cayó en manos del EIIL el pasado jueves.

Comentarios

Lo que pasa en la red