Primer ministro de Irak destituye a altos mandos de fuerzas armadas

Nuri al-Maliki remueve al jefe de infantería del ejército y al titular de la policía federal, como parte de una prometido reestructuración

COMPARTIR 
05/07/2014 14:27 AP / Fotos: AP y Reuters
El gobernante iraquí ha amenazado con aplicar todo el peso de la ley militar, incluso la ejecución de los desertores, o de cualquiera que haya huido del combate.

BAGDAD, 5 de julio.- El primer ministro iraquí destituyó el sábado al jefe de infantería del ejército y al titular de la policía federal como parte de su prometida reestructuración de las fuerzas de seguridad, después que estuvieron al borde del colapso el mes pasado, informó un funcionario.

El vocero militar teniente general Qassim al-Moussawi dijo que el primer ministro Nuri al-Maliki firmó las órdenes de retiro del teniente general Alí Ghaidan, comandante de las fuerzas de infantería y el teniente general Mohsen al-Kaabi, jefe de la policía federal. El portavoz aclaró que ambos dejan sus cargos con sus pensiones. No se han nombrado sus reemplazantes.

Las fuerzas militares iraquíes en la ciudad de Mosul y en gran parte del país se desbandaron ante la ofensiva de los milicianos encabezada por el grupo extremista Estado Islámico. Milicianos chiíes y voluntarios han tenido que llenar el vacío mientras el ejército regular trata de reagruparse.

El mes pasado, Al-Maliki retiró a tres generales que habían sido emplazados en Mosul y ordenó procesos legales contra ellos. También destituyó a un brigadier general y ordenó someterlo a corte marcial en ausencia. Dijo que planeaba retirar o someter a corte marcial a otros altos oficiales.

Al-Maliki también ha amenazado aplicar todo el peso de la ley militar, incluso la ejecución de los desertores, o de cualquiera que haya huido del combate.

Los extremistas islámicos han destruido por lo menos 10 santuarios antiguos y mezquitas chiíes en los territorios que han capturado en el norte de Irak, según imágenes cargadas en línea y testimonios de residentes.

Una serie de 21 fotografías cargadas en un portal que suele emitir declaraciones del grupo extremista Estado Islámico documenta la destrucción en Mosul y en el pueblo de Tal Afar. Algunas de las fotos muestran topadoras derribando muros y otras la demolición con explosivos de las estructuras.

Residentes de Mosul y Tal Afar confirmaron las destrucciones.

Los extremistas suníes consideran herejes a los musulmanes chiíes.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red