Al Maliki se quiere quedar de premier iraquí

Advirtió que derrotará a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante

COMPARTIR 
05/07/2014 06:03 EFE, AFP, AP y DPA / Fotos: AP y AFP

BAGDAD, 5 de julio.— En medio de la parálisis política y los temores al Califato proclamado por los extremistas en Irak, el primer ministro Nuri al Maliki aseguró ayer que derrotará a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) y que será candidato a un tercer mandato.

Me he comprometido ante Dios a seguir luchando junto a las fuerzas armadas y los voluntarios hasta derrotar definitivamente a los enemigos de Irak”, dijo Al Maliki.

En un comunicado, el primer ministro chiita se presentó como “un soldado que defiende los intereses del pueblo iraquí frente al EIIL y sus aliados baazistas”, en alusión a los insurgentes sunitas, algunos partidarios del fallecido dictador Saddam Hussein.

En el plano político, Al Maliki optó por enrocarse en el poder después de que su coalición Estado de Derecho ganara las elecciones legislativas del pasado mes de abril.

No voy a renunciar jamás a presentar mi candidatura al cargo de primer ministro. Ninguna parte tiene derecho a poner condiciones, porque eso significa una dictadura”, advirtió a los que piden un gobierno de unidad nacional sin su presencia.

Estado de Derecho se hizo con 92 diputados de los 328 que tiene el Parlamento, lo que no le da la mayoría y le obliga a pactar con otros grupos para formar gobierno.

La máxima autoridad chiita de Irak, el ayatolá Ali al Sistani, calificó de “lamentable fracaso” la incapacidad del Parlamento para elegir a su presidente hace cinco días y urgió a formar un gobierno de consenso.

Está por ver si en la próxima sesión del Parlamento se desatasca esa decisión, primer paso para elegir a un jefe de Estado, que encargue al bloque político con mayoría designar al nuevo primer ministro.

Alegando lealtad a sus votantes, Al Maliki subrayó que no los va a traicionar retirando su candidatura y que va a respaldarlos ante la difícil situación que atraviesa Irak.

El conflicto iraquí adquirió una nueva dimensión el domingo pasado con la proclamación por parte del EIIL de un Califato que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.

Los yihadistas se hicieron con el control ayer de una vasta zona de la provincia siria de Deir al Zur, fronteriza con Irak, tras la retirada de brigadas rebeldes antes rivales.

Más grupos rebeldes se unieron en las últimas horas a las filas del EIIL en Deir al Zur, como la Brigada de los Soldados de la
Misericordia, que dijo ponerse bajo el mandato del Califato islámico.

Cruzan acusaciones

Las Brigadas Abdalá Azzam y las Brigadas Sunitas Libres de Baalbeck, dos grupos yihadistas libaneses el primero vinculado a Al-Qaeda y el segundo al Estado Islámico, se acusaron mutuamente de trabajar por cuenta de Irán y de potencias extranjeras.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, el portavoz de las Brigadas Abdalá Azzam, jeque Sirayedin Zreiqat, afirmó que el otro grupo es “un nombre imaginario” y que sus cuentas en las redes sociales están dirigidas por el grupo chiita Hezbolá.

En respuesta, las Brigadas Sunitas Libres de Baalbeck aseguraron en Twitter: “Ustedes nos describen como un cuerpo de inteligencia porque hemos anunciado la guerra a los cristianos del Líbano, cuando son ustedes los primeros que trabajan para los poderes extranjeros”.

Por otra parte, las 46 enfermeras de nacionalidad india que se encontraban atrapadas en la ciudad iraquí de Tikrit, tomada por yihadistas islámicos, lograron salir, informó una fuente oficial.

“Las enfermeras están siendo llevadas al aeropuerto de Erbil, en la región autónoma (del Kurdistán iraquí). Van a regresar a India pronto”, dijo a Oommen Chandy, jefe del estado de Kerala.

 

Ataque en Bagdad deja 15 muertos

Un atacante suicida detonó ayer su vehículo cargado de explosivos contra una posición de las fuerzas de seguridad al norte de Bagdad, capital iraquí, dejando un saldo de al menos 15 muertos, informó la policía.

En el atentado, cometido al sur de la ciudad clave de Samarra, en la provincia de Saladino, resultaron heridas 25 personas.

Samarra alberga el más importante santuario chiita, Al Askari, que fue destrozado en febrero de 2006 mediante un atentado que desencadenó una sangrienta guerra sectaria.

Una mezcla de soldados y voluntarios civiles mantuvieron la posición militar atacada.

Mientras tanto, el líder de la milicia Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), Abu Bakr al Baghdadi, resultó herido en un ataque aéreo en el oeste de Irak, informó la web de noticias independiente Al Sumaria News, que no pudo confirmar la noticia.

“Hay noticias, que todavía deben ser confirmadas, de que Al Baghdadi resultó herido en un bombardeo aéreo llevado a cabo por tropas iraquíes en la ciudad de Qaem, cerca de la frontera con Siria”, informó la web, citando fuentes de seguridad iraquíes.

—AFP y DPA

 

Se apoderan de otro campo petrolero

Milicianos islámicos se apoderaron ayer de un yacimiento de petróleo en el este de Siria, cerca de Irak, con lo que se acercaron más a la frontera con Turquía en su intento por consolidar el control de una zona a lo largo del río Éufrates en Siria e Irak.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que combatientes de la organización Estado Islámico se apoderaron del campo petrolero Al-Tanak la madrugada de ayer. Otro grupo, el colectivo activista de Deir al Zur, también informó de la toma.

El yacimiento está en la provincia oriental siria de Deir al Zur, cerca de Irak. Fue tomado luego de que el Estado Islámico se apoderó del mayor yacimiento de petróleo de Siria el jueves. Ambos yacimientos fueron tomados por otros grupos rebeldes.

El Estado Islámico de Irak y el Levante, una organización musulmana de extremistas sunitas, ahora controla casi totalmente un corredor que va de la capital provincial siria de Deir al Zur a la ciudad fronteriza de Boukamal.

La zona colinda con partes del norte y el oeste de Irak que fueron tomadas el mes pasado, lo que ahora permite al grupo trasladarse libremente.

Durante los últimos tres días, los combatientes del Estado Islámico han estado avanzando rápidamente hacia el norte hasta el río Éufrates y hacia Turquía, incluso cañoneando una ciudad a apenas 18 kilómetros de la frontera, dijo el Observatorio Sirio. Un activista local, que usa el nombre de Ahmed al-Ahmed, confirmó la información.

El ataque al pueblo bajo control rebelde de Akhtarin ocurrió después de que se apoderó de otras dos comunidades en torno a su cercano bastión de Al-Bab: Zour Maghar y Badaydiyeh, agregaron el Observatorio y Al-Ahmed.

Tras tomar un importante campo petrolero en el norte de Irak, la milicia terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante comenzó a vender el crudo que allí se extrae, informaron fuentes de la seguridad iraquí.

Desde la noche del jueves el Estado Islámico transporta petróleo a una refinería iraquí o hacia la frontera con Irán, a través de la zona autónoma kurda, dijo el jefe de la policía de la región de Tuz Khurmatu, Shalal Abdul.

El petróleo procede del campo de Adshil, al suroeste de Kirkuk, conquistado a finales de junio. El grupo habría cargado unos 100 tanques de crudo.

Los yihadistas conquistaron varios campos de petróleo en la región y el jueves se hicieron también con el control de uno de los mayores en el este de Siria.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red