Contador de Urdangarin admite delitos en el caso Nóos

El contador de Iñaki Urdangarin negoció con la Fiscalía Anticorrupción para reducir la sentencia del cuñado del rey Felipe VI

COMPARTIR 
04/07/2014 00:30 Notimex
Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina y cuñado del rey Felipe VI, es acusado de malversación de fondos públicos. Foto: AFP
Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina y cuñado del rey Felipe VI, es acusado de malversación de fondos públicos. Foto: AFP

MADRID, 4 de julio.— Marco Antonio Tejeiro, el contador de Iñaki Urdangarin (cuñado del rey de España, Felipe VI) reconoció ante la Fiscalía Anticorrupción los delitos cometidos por la trama del caso Nóos a cambio de recibir una reducción futura de condena.

De acuerdo con medios locales, el fiscal del caso, Pedro Horrach, entregó al juez instructor de Palma de Mallorca, José Castro, el documento en que Tejeiro confiesa el funcionamiento de las empresas de Urdangarin y su exsocio
Diego Torres.

En esa confesión, el contador (cuñado de Torres) excluye a la infanta Cristina de Borbón del funcionamiento del tramado de empresas que presuntamente desvió y se apropió de 5.9 millones de euros (casi ocho millones de dólares) de los gobiernos de Islas Baleares  y de la Comunidad Valenciana.

En ese escrito, el contador explicó los casos en que el Instituto Nóos, propiedad de Urdangarin y Diego Torres, hicieron contratos falsos, facturas con precios y por cifras superiores por actividades no realizadas y desviaban dinero a otras firmas, como la filial
Aizoon (copropiedad con la infanta Cristina).

Los cálculos de Tejeiro estiman en 1.6 millones de euros (más de dos millones de dólares) el costo real de las actividades que le fueron adjudicadas por ambos gobiernos regionales, pero que lo camuflaron a través de esos contratos y facturas falsas.

Enfatizó que Urdangarin y Torres “eran los auténticos jefes del Instituto Nóos con un control total de los ámbitos laboral, fiscal y financiero y un poder absoluto de decisión”.

Indicó que los dos se repartieron todo el dinero que entró a Nóos, incluso el que simulaban pagar a empleados que no existían.

El juez Castro cerró la semana pasada la instrucción del caso Nóos e imputó diversos delitos a Urdangarin, Torres, a sus esposas, al contador Tejeiro, y a otras 11 personas más.

Relacionadas

Comentarios