“No actué contra el Estado de Derecho”: Sarkozy

El expresidente Nicolas Sarkozy se dijo inocente de la acusación de corrupción activa, tráfico de influencias y encubrimiento de violación al secreto profesional

COMPARTIR 
03/07/2014 05:06 AFP, EFE y Notimex / Fotos: AP y Reuters

PARÍS, 3 de julio.— El expresidente francés Nicolas Sarkozy afirmó ayer que no cometió “jamás un acto contrario al Estado de derecho” y denunció una “instrumentalización política de una parte de la justicia”, después de haber sido inculpado del cargo de corrupción activa.

Jamás traicioné la confianza de nadie”, declaró el exmandatario en una entrevista al canal TF1, la primera tras su imputación.

En Francia “que es el país de los derechos humanos y del Estado de Derecho, hay cosas que se están organizando. Los franceses deben conocerlas y juzgarlas en conciencia y con toda libertad”, dijo el exjefe de Estado francés (2007-2012).

El contraataque del líder conservador se produjo unas horas después de su inculpación por los cargos de encubrimiento de violación del secreto profesional, corrupción y tráfico de influencias, luego de que permaneciera unas 15 horas en detención e interrogatorio, un hecho inédito en Francia para un expresidente.

Sarkozy sostuvo que esa detención revela “una voluntad de humillar” y que los cargos de que es acusado son “grotescos”. Cuestionó además la imparcialidad de una de las jueces que lo inculpó, Claire Thépaut, argumentando que pertenece a un sindicato de magistrados considerado de izquierda.

Se deslinda

Al preguntársele sobre el caso Bygmalion, firma sospechosa de facturas falsas durante su campaña presidencial de 2012, respondió que no hubo nunca “doble facturación”.

Afirmó que decidirá “a fines de agosto o principios de septiembre” si vuelve a la política presentando su candidatura a la dirección de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP).

La inculpación de Sarkozy compromete seriamente las esperanzas de tal retorno a la política, en momentos en que pesa sobre él la amenaza de otros casos judiciales.

Los rumores sobre su voluntad de recuperar la jefatura del partido conservador UMP, en la perspectiva de la elección presidencial de 2017, arreciaban últimamente en Francia.

La corrupción y el tráfico de influencias son delitos pasibles en Francia de penas de hasta diez años de prisión.

En la misma causa, fueron inculpadas otras dos personas: el abogado de Sarkozy, Thierry Herzog, y un magistrado del tribunal de casación, Gilbert Azibert.

Genera reacciones

El presidente francés, François Hollande, recordó ayer los principios de “independencia de la justicia” y de “presunción de inocencia”, aludiendo a la inculpación de su predecesor.

Partidarios de Sarkozy denunciaron un “encarnizamiento” judicial “totalmente desproporcionado” respecto de Sarkozy.

El ex primer ministro Alain Juppé, también posible candidato a la Presidencia en 2017, describió en su cuenta de Twitter que desea que “la inocencia” de Nicolas Sarkozy sea demostrada por la justicia.

Los jueces de instrucción investigan si el expresidente trató de obtener de Azibert informaciones cubiertas por el secreto de instrucción sobre una decisión de justicia que lo concernía, a cambio de una promesa de intervención para que el magistrado obtuviera un cargo prestigioso en Mónaco.

Este caso tiene su origen en la puesta bajo escucha del expresidente en septiembre de 2013 en el marco de una investigación sobre las acusaciones de una financiación por parte del exmandatario libio Muammar Gadhafi de su campaña para la presidencial de 2007, al cabo de la cual fue elegido jefe de Estado.

Nicolas Sarkozy arrastra tras sí casos como un zorrillo el mal olor”, ironizó el abogado y diputado de extrema derecha Gilbert Collard.

 

Suegra sale a defenderlo

La suegra del expresidente francés Nicolas Sarkozy, Marisa Bruni Tedeschi, afirmó que está escandalizada por lo que considera una campaña destinada a “cortarle las piernas” a su yerno para impedir su regreso a la dirección de la derecha francesa.

En una entrevista publicada ayer por el diario italiano La Stampa, la madre de Carla Bruni considera que “el verdadero escándalo es este golpe de efecto, la modalidad y el momento elegidos para presentar esas acusaciones contra Nicolas”.

Es extraño que esta investigación surja ahora (...). El momento elegido es el que manifiesta un deseo de venganza, sin contar con que todos nosotros estamos dispuestos a poner la mano en el fuego sobre su rigor moral. Nosotros, que somos los más cercanos a él, estamos escandalizados”, agregó la suegra italiana del expresidente francés inculpado de corrupción activa, tráfico de influencias y encubrimiento de violación del secreto profesional.

Es justo el momento para cortarle las piernas para siempre. Era evidente que su carrera política no se hubiera detenido allí (...). La iniciativa de la justicia llega precisamente en el momento en que se creaban las condiciones de su regreso a la dirección de la UMP”, la derecha francesa, agregó.

El diario de centroizquierda Libération escribió ayer que “si desea todavía volver a la política e incluso reconquistar el poder, Nicolas Sarkozy va a tener que asumir ante los franceses lo que las investigaciones han revelado”.

Los obstáculos judiciales se multiplican como otros tantos escollos en el camino del regreso a la política de Sarkozy. En un año perdió 15 puntos en las encuestas de los franceses de derecha sobre el político que prefieren como candidato a la Presidencia, pasando de 66% a 50%.

 

Premier: los cargos son graves

El primer ministro francés, Manuel Valls, calificó ayer de “situación grave” las acusaciones de corrupción contra el expresidente Nicolas Sarkozy.

En la entrevista concedida al canal BFMTV, Valls destacó la independencia del sistema judicial.

Nadie está por encima de la ley, pero es importante recordar que la presunción de inocencia vale para todos”, afirmó el jefe del gobierno francés.

Sarkozy fue imputado por sospechas de corrupción, tráfico de influencias y violación del secreto de instrucción.

Las investigaciones sobre el posible caso de corrupción llegan en medio de la posible vuelta a la política del expresidente, en el que muchos conservadores confiaban hasta ahora para ganar las próximas presidenciales.

-DPA

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red