Advierte Rusia a Ucrania que deberá pagar por crímenes contra civiles

El presidente Vladimir Putin responsabiliza a su homólogo ucraniano, Petro Poroshenko, por relanzar la ofensiva militar; promete responder con 'todos los medios'

COMPARTIR 
01/07/2014 10:36 EFE / Fotos: AP y Reuters
El gobernante ucraniano dio por concluido este martes el alto al fuego, a pesar de que horas antes había aceptado convocar una nueva ronda de negociaciones con los rebeldes, en una conversación telefónica con sus pares de Rusia, Francia y Alemania.

MOSCÚ, 1 de julio.- Rusia exigió hoy a Ucrania que cese las acciones militares en el sureste del país y advirtió a Kiev de que tendrá que pagar por crímenes contra la población civil si no adopta un alto al fuego real en su enfrentamiento contra los separatistas prorrusos.

Exigimos a las autoridades ucranianas que renuncien a disparar contra las ciudades y pueblos pacíficos de su Estado, volver a un alto de fuego real para salvaguardar las vidas de las personas", subraya un comunicado publicado en la web del ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

A su vez, el presidente ruso, Vladimir Putin, cargó hoy contra su homólogo ucraniano, Petro Poroshenko, por relanzar esta madrugada la ofensiva militar en el este de Ucrania tras dar por terminado el alto el fuego con los separatistas prorrusos.

Hasta ahora, Petro Alexeyevich (Poroshenko) no tenía una relación directa con las órdenes para emprender acciones militares. Ahora ha asumido toda la responsabilidad, no sólo la militar, sino también la política, que es más importante", dijo Putin en una reunión con los embajadores rusos.

El jefe del Kremlin lamentó que los esfuerzos diplomáticos de Rusia, Francia y Alemania no pudieran convencer a Poroshenko de que el camino hacia una paz segura, sólida y duradera no puede pasar por la guerra.

El presidente ucraniano dio por concluido esta madrugada el alto al fuego a pesar de que horas antes, en una conversación telefónica con Putin, la canciller alemana, Angela Merkel, y el mandatario francés, François Hollande, aceptó convocar una nueva ronda de consultas con los rebeldes.

Para Putin, la declaración del alto al fuego por parte del Gobierno central de Ucrania sin la apertura de una negociación con los separatistas fue "insuficiente para resolver la situación a largo plazo".

Tras la declaración de tregua, las negociaciones como tales ni empezaron. Sólo hubo un ultimátum sobre el desarme" de los milicianos rebeldes, recalcó el jefe del Kremlin.

Por otro lado, el presidente ruso denunció como chantaje las sanciones y las amenazas de sanciones contra Rusia por parte de Occidente.

Lo sucedido en Ucrania es la culminación de años de tendencias negativas en los asuntos mundiales. A los que siguen haciendo declaraciones sobre su exclusividad no les gusta la política independiente de Rusia", dijo Putin en alusión a Estados Unidos.

Reiteró que los acontecimientos en Ucrania, desatados según él por Occidente, "son una expresión concentrada de la política de contención" de Rusia.

Putin aludió así al supuesto interés de Washington y de la OTAN, esgrimido una y otra vez por Moscú, de someter a la elite política de Ucrania para situar a ese país en la órbita de la Alianza Atlántica y establecer en su territorio sistemas de defensa estratégica.

Por lo demás, el jefe del Kremlin subrayó que Rusia "no dejará de defender los derechos de los rusos" que viven en otros países y empleará para ello "todo el arsenal de medios disponibles, desde los políticos y económicos, hasta las operaciones humanitarias y el derecho a la defensa propia previsto en el derecho internacional".

En Ucrania, la amenaza se ha extendido sobre nuestros compatriotas, gente rusa, gente de otras nacionalidades, cuya lengua, historia, cultura y derechos están garantizados por las convenciones europeas", afirmó Putin.

Más muertos

La cancillería rusa lamentó las primeras muertes entre la población civil que se han registrado en la región de Donetsk transcurridas apenas unas horas desde el relanzamiento de la ofensiva ucraniana contra los rebeldes.

En Kramatorsk, en la región de Donetsk, un microbús de pasajeros fue tiroteado por las fuerzas ucranianas. Cuatro personas han muerto y otras cinco resultaron heridas", denunció la diplomacia rusa.

En otra declaración publicada poco antes, la cancillería rusa manifestó que los esfuerzos por devolver la situación en Ucrania al cauce de las negociaciones deben continuar, incluso tras la decisión tomada esta madrugada por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, de anular el régimen de alto el fuego en el sureste del país.

Según la cartera rusa de Exteriores, la decisión de Kiev de poner fin al alto el fuego y de renunciar a acciones diplomáticas conjuntas fue adoptada "no sin influencia exterior en contra de las posiciones de los miembros líderes de la Unión Europea", en alusión a Estados Unidos.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red