Asesinan a quinto periodista en Ucrania

El camarógrafo Anatoly Klyan, del Canal Uno ruso, es herido de muerte en un ataque al norte de Donetsk; Moscú culpa a las tropas ucranianas y exige castigo

COMPARTIR 
30/06/2014 08:36 AP / Fotos: AP

MOSCÚ, 30 de junio.- Uno de los camarógrafos más veteranos del Canal Uno ruso murió en el este de Ucrania cuando un autobús que transportaba periodistas y madres de soldados recibió fuego de disparos, indicó el canal.

Anatoly Klyan, de 68 años y que había trabajado para el canal estatal durante 40 años, es el quinto periodista que muere desde el inicio de los combates el pasado abril entre tropas del gobierno ucraniano y separatistas prorrusos armados.

El Canal Uno dijo que su equipo viajaba el domingo por la tarde a una unidad militar ucraniana en un autobús con madres de reclutas que esperaban llevarse a sus hijos a casa, cuando el vehículo fue atacado cerca de Avdiika, una localidad justo al norte de Donetsk.

El ministerio ruso de Exteriores atribuyó el ataque a soldados ucranianos y reclamó una investigación objetiva sobre el ataque y que los responsables fueran castigados.

En imágenes de video emitidas el lunes se ve a Klyan grabando dentro del autobús incluso después de recibir un disparo en el estómago, y detenerse sólo al sentirse débil, diciendo a sus colegas "ya no puedo sostener más la cámara". Otros periodistas aparecen ayudándole a subir a un coche que pasa para ir a un centro médico cercano, pero la cadena indicó que los médicos no habían logrado salvarle.

También el conductor del autobús resultó herido en la cabeza. En las imágenes se le ve con la mano izquierda sobre la cabeza afeitada y ensangrentada mientras sigue conduciendo con la derecha hasta poder detenerse con seguridad.

El viaje había sido organizado por combatientes rebeldes y el autobús, cuyo conductor vestía de camuflaje, recibió disparos al acercarse a la base militar, señaló el Canal Uno.

Los reclutas ucranianos que sirven en el este de Ucrania tienden a ser de la zona, donde la mayoría de la población habla ruso. Muchos reclutas sienten una escasa lealtad por el gobierno de Kiev o apoyan abiertamente a los separatistas.

En cualquier caso, las madres que se dirigían a la base el domingo por la noche querían proteger a sus hijos adolescentes de un conflicto militar en el que ya han muerto más de 400 personas.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red