El diálogo, única vía para la paz en Irak: Papa

Francisco vuelve a mostrar su preocupación por el conflicto armado en el país árabe; expresa su cercanía con las miles de familias desplazadas por la violencia

COMPARTIR 
29/06/2014 09:11 EFE / Fotos: AP y Reuters

CIUDAD DEL VATICANO, 29 de junio.- El papa Francisco volvió hoy a mostrar su preocupación por el conflicto armado en Irak y recordó que "el diálogo es la única vía para la paz" durante su tradicional mensaje que acompaña al rezo del Ángelus dominical.

Las noticias que llegan de Irak son muy dolorosas. Me uno al llamamiento de los obispos de este país para decir a los gobernantes que, a través del diálogo, se puede preservar la unidad nacional y evitar la guerra", dijo.

Asimismo, aseguró sentirse cercano a "las miles de familias, especialmente cristianas, que han tenido que dejar sus casas y que están en grave peligro".

No es la primera vez que Bergoglio lleva a cabo esta reivindicación.

La primera ocasión fue durante el Ángelus del 30 de octubre mientras que la más reciente fue hace dos semanas, el 15 de junio, cuando pidió rezar a todos los fieles en pro de la paz en Irak.

Este Ángelus coincidió con la solemnidad de San Pedro y San Pablo, patrones de la Iglesia Católica, en quienes basó su catequesis para explicar algunos rasgos de sus testimonios.

San Pedro, según refirió Bergoglio desde la ventana del Apartamento Pontificio, enseña a "mirar a los ojos de los pobres con mirada de fe, a verse en los ojos de los demás y a establecer con el prójimo una relación humana".

Por otro lado, San Pablo, en un principio "acérrimo enemigo de la Iglesia", anima a "vencer el egoísmo" que hay "en el corazón para seguir decididamente al Maestro".

Por último, el obispo de Roma, tras hablar en español para saludar a algunos fieles procedentes de Madrid, Cádiz o Albacete, recordó que la Iglesia recoge ofrendas para la caridad del Papa, el denominado Óbolo de San Pedro.

Precisamente, el diario católico Avvenire publicó hoy una entrevista con Angelo Becciu, eclesiástico que dirige la primera sección de la Secretaría de Estado vaticano, encargada históricamente de gestionar el Óbolo.

En ella Becciu señaló un "efecto Francisco" en las recaudaciones de 2013, cuya colecta ha superado los 78 millones de dólares, casi 12 más que el año precedente.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red