Avanza el fuero de Juan Carlos

Los diputados del Partido Popular avalaron la iniciativa, aunque falta la aprobación del Senado

COMPARTIR 
27/06/2014 00:51 Reuters y AFP
Juan Carlos tiene dos demandas de paternidad, pero fueron desestimadas gracias a que tenía inmunidad porque era rey. Foto: AP
Juan Carlos tiene dos demandas de paternidad, pero fueron desestimadas gracias a que tenía inmunidad porque era rey. Foto: AP

MADRID, 27 de junio.— El Partido Popular (PP) aprobó ayer, con su mayoría en el Congreso de los Diputados y el apoyo de dos pequeñas formaciones, dar protección jurídica a Juan Carlos, el rey honorífico, quien perdió la inviolabilidad tras su abdicación.

Para evitar los largos meses de procedimiento necesarios a la presentación y aprobación de una ley específica, el Partido Popular introdujo dos enmiendas de último minuto a un proyecto de reforma del poder judicial, en curso de tramitación y que poco tenía que ver con el monarca.

La ley, “con 184 votos a favor, 32 en contra y 109 abstenciones, pasa a continuar su tramitación en el Senado”, informó el Congreso en un comunicado, sin precisar la fecha de votación en la Cámara alta.

Juan Carlos tiene dos demandas por paternidad, pero fueron desestimadas debido a la inmunidad que tenía como monarca, pero una de ellas está bajo un proceso de apelación.

De pasar en el Senado, Juan Carlos de Borbón sólo podrá ser juzgado por el Tribunal Supremo en caso de ser imputado por algún delito civil o penal, en lugar de por las cortes ordinarias, un privilegio similar al de otros altos cargos del Estado.

La izquierda parlamentaria criticó los privilegios que supone la figura del fuero para un ciudadano que ya no ocupa ningún cargo oficial. También el grupo político UPyD mostró su oposición a extender esta figura porque “la ley no puede ser un traje a la medida para cada ocasión y para cada persona”, señaló la diputada Irene Lozano.

Según la Constitución española, todos los actos realizados por el rey o la reina quedan amparados por la inviolabilidad y están exentos de responsabilidad, pero no había prevista ninguna ley para después de la abdicación de un monarca.

El rey Felipe VI de España, de 46 años, fue proclamado la semana pasada en una sucesión vista como un intento de la monarquía por recuperar el favor del público luego de una ola de escándalos.

Una corte española anunció el miércoles pasado los procesamientos por acusaciones de fraude fiscal de la infanta Cristina de Borbón, hermana del rey Felipe VI, y de su esposo Inaki Urdangarin, uno de los últimos pasos antes de que se lleve a cabo un juicio.

La imagen del actual monarca Felipe VI es mucho más positiva. Pero las encuestas muestran que a los españoles les preocupa los problemas del país y que existe una extendida desconfianza hacia los poderosos, en momentos en que el país sufre los efectos de una prolongada crisis económica y mientras los casos de corrupción se acumulan en las cortes.

 

Apelan caso Cristina

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach presentó ayer un recurso de apelación contra la imputación de la infanta Cristina por un presunto delito fiscal y lavado de dinero en el marco del caso Nóos.

Horrach presentó el recurso, un escrito de 63 folios, en los Juzgados de Palma de Mallorca, en el que argumenta que no existen indicios contra la hermana del ahora rey Felipe VI e hija del rey honorífico Juan Carlos, quien abdicó el pasado 2 de junio.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red