Refuerzan la seguridad para toma de trono de Felipe

El gobierno elevó el nivel de protección antiterrorista y desplegó a sus fuerzas especiales para vigilar a Felipe VI

COMPARTIR 
17/06/2014 02:54 EFE
El rey Juan Carlos firmará mañana la ley de su abdicación y Felipe de Borbón (foto) será proclamado como monarca el próximo jueves en el Congreso de los Diputados. Foto: AFP

MADRID, 17 de junio.– El plan de seguridad para la proclamación como nuevo rey de Felipe VI comenzó ayer con la participación de unos siete mil agentes y la activación del nivel tres de alerta en la protección contra el terrorismo, de los cuatro existentes.

El Ministerio del Interior informó ayer de la puesta en marcha de ese plan ante la proclamación, el jueves, de Felipe de Borbón como nuevo monarca, para suceder a su padre, Juan Carlos, quien anunció su abdicación el pasado 2 de junio.

En total están movilizados siete mil agentes de la policía y la Guardia Civil, desde antidisturbios a especialistas en adiestramiento de perros, en la inspección de subsuelo y en desactivación de explosivos.

Se trata de unidades ya experimentadas en despliegues como los de los Juegos Olímpicos de Barcelona o la Exposición Universal de Sevilla de 1992, las visitas oficiales de varios papas o las bodas de integrantes de la familia real, entre ellas las de los príncipes de Asturias.

7,000 agentes vigilarán la proclamación de Felipe de Borbón como rey de España el próximo jueves

En cuanto al plan de prevención y protección antiterrorista, las autoridades españolas lo elevaron al nivel 3, que supone la activación de las unidades especiales de intervención de las fuerzas de seguridad del Estado y su participación en la vigilancia de los lugares de afluencia masiva de personas y en la protección de las infraestructuras críticas.

Además, en el nivel 3 se prevé la posibilidad de restringir el acceso a infraestructuras críticas, como aeropuertos o centrales nucleares, que se puedan ver amenazadas.

Según fuentes del Ministerio del Interior, no existe ninguna amenaza extraordinaria que pueda afectar a la seguridad de los actos de proclamación.

La Casa del Rey maneja la idea de que, tras la proclamación en el Congreso de los Diputados, el nuevo monarca y su esposa se desplacen en coche cubierto hasta el Palacio Real, donde habrá una recepción a la que asistirán representantes de los diferentes poderes del Estado y del cuerpo diplomático.

Casi mil periodistas de 24 países se acreditaron para la cobertura de la proclamación de Felipe VI y de la abdicación de Juan Carlos, que tendrá lugar la víspera.

El Senado aprobará hoy la ley que prevé la abdicación del rey Juan Carlos.

Relacionadas

Comentarios