En plena crisis con Irak, Obama se escapa a jugar golf

El mandatario de EU decidió pasar el fin de semana del Día del Padre con su esposa e hija mayor; su gobierno anunció evacuación de personal estadunidense de la embajada en Bagdad

COMPARTIR 
15/06/2014 18:16 AP
Barack Obama juega golf en Palm Springs (@igeldard)
Barack Obama juega golf en Palm Springs (@igeldard)

RANCHO MIRAGE, CALIFORNIA, 15 de junio.- Quizás no es casualidad que el presidente Barack Obama esté de vacaciones esta semana en California, estado cuya bandera tiene un oso pardo merodeando.

El mandatario, que recientemente se comparó con un animal enjaulado al declarar que "el oso anda suelto", decidió pasar el fin de semana del Día del Padre con su esposa y su hija mayor.

La visita a la zona turística de Palm Springs es una de las formas en que Obama ha tratado de darse un respiro durante su sexto año enclaustrado en la Casa Blanca.

Francamente, creo que todos hemos pasado por un invierno frío y duro y el oso está harto de la jaula", dijo Valerie Jarrett, amiga y asesora de Obama. "Su jaula es un poco más grande y es más difícil de escapar de ella que la mayoría".

Obama ha expresado su fantasía de estar "en una playa de alguna parte bebiendo de un coco" o sencillamente poder salir caminando de la Casa Blanca y dar un paseo sin que nadie lo reconozca.

En California, el mandatario ha hecho ejercicio por las mañanas en un gimnasio cerca de la residencia de Rancho Mirage donde la familia presidencial se queda con Michael Smith, decorador de la Casa Blanca, y su compañero James Costos, embajador de Estados Unidos en España.

La residencia en la cima de una colina tiene una excelente vista, una cancha privada de tenis y una piscina. A pesar de que la temperatura ha subido por encima de 37 grados, Obama fue a jugar golf a dos campos cercanos, el sábado en Sunnylands y el domingo en Porcupine Creek, propiedad de Larry Ellison, multimillonario del software.

A pesar de estar de vacaciones, Obama realizó labores oficiales, como una actividad de recaudación de fondos del Partido Demócrata, un discurso sobre el cambio climático y llamadas a su asesor de seguridad nacional para analizar opciones sobre cómo detener una violenta ofensiva insurgente en Irak.

En momentos en que el gobierno anunciaba que parte del personal estadounidense de la embajada en Bagdad sería evacuado, Obama estaba en el campo de golf.

El presidente parecía decidido a no permitir que la crisis en Irak le impidiera tomarse un descanso, una antigua tradición de los mandatarios estadounidenses.

Algunas veces, cuando la situación es complicada, irse de vacaciones no es lo mejor", dijo Dana Perino, secretaria de prensa del presidente George W. Bush.

Y Perino sabe lo que dice porque el presidente Bush se fue de vacaciones durante el huracán Katrina y visitó con frecuencia Camp David o su finca de Texas para satisfacer su deseo de andar al aire libre.

Había veces en que el presidente quería salir a montar bicicleta", dijo Perino, "pero yo tenía que decirle que había habido un atentado en Irak o que los mercados bursátiles andaban mal".

ogz

Comentarios

Lo que pasa en la red