Irán manda ayuda a Irak

Al menos tres brigadas de la Guardia iraní fueron enviadas para enfrentar a los extremistas

COMPARTIR 
13/06/2014 01:03 José Carreño
Un video publicado por Estado Islámico de Irak y de Levante, que trata de tomar la capital iraquí, Bagdad. Foto: AP
Un video publicado por Estado Islámico de Irak y de Levante, que trata de tomar la capital iraquí, Bagdad. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio.- La Guardia Revolucionaria Islámica de Irán habría ayudado al ejército iraquí a contener la ofensiva del grupo fundamentalista extremista Estado Islámico de Irak y de Levante (EIIL o ISIS, por sus siglas en inglés), afirmaron reportes citados por la empresa de análisis Stratfor.

De acuerdo con The Wall Street Journal, al menos tres brigadas de élite de la Guardia iraní fueron enviadas a reforzar a unidades iraquíes para enfrentar a los guerrilleros del EIIL que rodeaban Samarra,  a unos cien kilómetros al noreste de Bagdad.

El EIIL, que propone la recreación del Califato Islámico que dominó Oriente Medio, África del norte y España hace mil años, logró esta semana importantes avances y planteó una amenaza contra la capital iraquí, Bagdad. Pero su progreso elevó el espectro de un conflicto complicado por etnicismo, geopolítica y religión.

El grupo controla ahora un considerable territorio en el este de Siria y el norte de Irak, lo que de acuerdo con especialistas, hace más real su idea del reino musulmán.

“Hablando militar, territorial, financiera y prácticamente, el Estado islámico de EIIL se acerca a su genuina realización”, indicó Charles Lister, un investigador de grupos insurgentes en el Centro Brookings de Doha (Qatar), en un mensaje citado por medios internacionales. Pero ese al parecer imparable avance lleva sus inconvenientes.

  Por un lado, la dureza de su régimen de ley tradicional (Sharia) en las zonas de Siria, que controla y ahora impone en las partes conquistadas de Irak, incrementó los temores de personas de otras religiones y etnias.

El ISIS está aliado actualmente con grupos iraquíes sunitas, que controlaron el gobierno durante el régimen del presidente Saddam Hussein, derrotado por tropas estadunidenses en 2003.

Pero si los sunitas pueden ser tanto como 85 por ciento de los musulmanes en el mundo, mas de 60 por ciento de los iraquíes son chiitas, al igual que 95 por ciento de los iraníes. El gobierno de Teherán ha buscado los últimos años crear una alianza con los iraquíes y ha usado la comunidad de religión para enviar ayuda al gobierno de Bashar al-Assad en Siria

La movilización de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní tendría pues repercusiones más allá de lo religioso.

Paralelamente, gobiernos  musulmanes como los de Arabia Saudita, Jordania, los Emiratos Árabes o países caucásicos como Georgia, Azerbaiján, y otros, podrían ver en el EIIL un rival peligroso ante su tendencia a ignorar fronteras.

Al mismo tiempo, el actual progreso aparente de los combatientes del EIIL los pone en ruta de colisión con los kurdos, un grupo étnico mayormente islámico pero multirreligioso repartido en Turquía, Irak, Irán y Siria. Los kurdos son de mayoría islámica sunita, pero en Irak son principalmente chiitas.

     Y para complicar las cosas hay kurdos cristianos, zoroastrianos y judíos.

Comentarios

Lo que pasa en la red