Exigen 800 vacas por liberar a 20 plagiadas

Boko Haram solicitó el rescate a la etnia fulani, que subsiste mediante la ganadería

COMPARTIR 
13/06/2014 00:55 EFE y AFP
La policía nigeriana prohibió las protestas en la capital para exigir que el gobierno rescate a los más de 200 niñas que permanecen secuestradas. Foto: AP
La policía nigeriana prohibió las protestas en la capital para exigir que el gobierno rescate a los más de 200 niñas que permanecen secuestradas. Foto: AP

LAGOS, 13 de junio.– La milicia radical islámica Boko Haram exigió 800 vacas a cambio de liberar a las 20 mujeres que secuestró hace una semana en un asentamiento nómada de la etnia fulani en el norte de Nigeria, informaron ayer los medios locales.

Los padres y maridos de las mujeres retenidas consideraron esta demanda “insostenible”, ya que el ganado es su principal medio de supervivencia, aseguraron fuentes de la policía al diario nigeriano Leadership.

El rapto de las 20 mujeres se produjo el jueves antepasado en un asentamiento del estado de Borno –feudo político y operativo de Boko Haram– muy cercano a Chibok, donde el 14 de abril fueron secuestradas más de 200 niñas por el grupo terrorista, que todavía las mantiene retenidas.

Los fulani informaron a la policía de la petición de los secuestradores, que exigen 40 vacas por cada mujer secuestrada, pero “todos dijeron que esa demanda es insostenible”, señaló un policía de Maiduguri al periódico.

“Los rebaños son el bien más preciado para los fulani, porque sin ellos no tendrían medios de subsistencia”, explicó el oficial.

Otra de las preocupaciones de los familiares es que los secuestradores no liberen a las mujeres tras entregar al ganado, por lo que “rezaremos para que nuestras esposas regresen sanas y salvas a casa”, dijo un hombre fulani, citado por Leadership.

Tras asaltar el asentamiento nómada, el grupo de hombres armados obligó a las mujeres –a punta de pistola– a meterse en varias camionetas y según señalaron fuentes del gobierno del estado de Borno, “fueron llevadas por la misma ruta por la que se llevaron a las niñas secuestradas”.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Aunque Borno es uno de los tres estados en los que el gobierno ha decretado una situación de emergencia, esta medida no ha conseguido frenar los ataques de la milicia radical.

Desde que la policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, el grupo terrorista ha asesinado a 12 mil personas y ha herido a otras ocho mil en los últimos cinco años, según señaló el presidente nigeriano.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

Nigeria y sus vecinos –Chad, Benín, Níger y Camerún– decidieron en Londres reforzar su cooperación para rescatar a las estudiantes secuestradas por Boko Haram y derrotar a esta organización islamista.

Relacionadas

Comentarios