Diputados españoles aprueban ley que permite abdicar a Juan Carlos I

La legislación pasa con amplia mayoría en el Congreso de los Diputados; ahora llegará al Senado, que votará el próximo 17 de junio

COMPARTIR 
12/06/2014 02:42 EFE / Fotos: Reuters

MADRID, 12 de junio.- El Congreso de los Diputados español aprobó ayer por amplia mayoría la ley que permite la abdicación de Juan Carlos I, cuyo hijo Felipe, actual príncipe de Asturias, le sucederá en el trono la semana próxima.

Al tratarse de una norma que afecta a la Jefatura del Estado la ley requería una mayoría notable, que fue alcanzada sin mayor problema porque contó con el respaldo de los dos principales partidos españoles: el gobernante PP (centroderecha) y los socialistas del PSOE.

Los votos de otros diputados liberales y conservadores permitieron que la ley saliera adelante con 299 a favor, por 19 votos en contra procedentes de grupos de izquierda y nacionalistas de izquierda, y 23 abstenciones de los nacionalistas de centroderecha y de un socialista que rompió la disciplina de voto.

La ley pasa ahora al Senado, que la debatirá y votará el martes 17, tras lo cual se hará efectiva la renuncia de Juan Carlos de Borbón.

El monarca anunció al país el pasado día 2 y la justificó en que quería dar paso a una nueva generación, personificada en su hijo Felipe, capaz - afirmó - de generar impulso y esperanza.

En el debate previo a la votación, PP y PSOE coincidieron en que el reinado de Juan Carlos I, que comenzó en noviembre de 1975, ha sido fructífero y ha traído consigo la consolidación de la democracia y las libertades.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, elogiaron el papel moderador del rey y su labor de arbitraje.

La defensa de la monarquía parlamentaria por parte de ambos dirigentes se debe a que varias formaciones de izquierda y nacionalistas habían presentado textos alternativos a favor de un referéndum en el que los españoles decidan si quieren ese modelo o una república.

Rajoy y Rubalcaba destacaron las cualidades del futuro Felipe VI y su preparación, aunque el líder socialista pidió que su llegada al trono coincida con un "tiempo nuevo" de cambios institucionales y renovación democrática.

Los nacionalistas vascos y catalanes que se abstuvieron también pidieron que la llegada del nuevo rey dé paso a cambios en la estructura del Estado que permita que los ciudadanos de ambas regiones puedan decidir acerca de su propio futuro.

Polémica por referéndum

La izquierda, por su parte, pidió una consulta a los españoles para que decidan si quieren mantener la monarquía y volver a la república, un sistema que en España estuvo vigente en 1873-74 y que volvió en 1931 y acabó tras la guerra civil iniciada cinco años después.

El portavoz de Izquierda Plural (once diputados), Cayo Lara, subrayó que el pueblo es soberano y debería poder decidir qué forma de Estado quiere, al tiempo que aseguró que la sucesión de Juan Carlos I en su hijo Felipe es "una maniobra palaciega que se presenta como regeneración democrática pero es sangre nueva para una dinastía decrépita".

Los dos partidos mayoritarios - PP y PSOE - respondieron que la monarquía parlamentaria es el sistema que figura en la Constitución de 1978, aprobada mayoritariamente por los españoles y que si alguien desea modificar el sistema debe hacerlo por cauces legales, con una reforma de esa normativa.

De Felipe de Borbón el presidente Mariano Rajoy aseguró que tiene numerosas cualidades y que lleva años conociendo de primera mano la realidad española gracias a sus contactos con empresarios, sindicatos, pensadores, artistas y ciudadanos anónimos y que es un defensor de la diversidad de España.

Rubalcaba remachó con el argumento de que el futuro rey, de 46 años, tiene "madurez y preparación" para asumir la Jefatura del Estado.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red