Sopesa Alemania frenar sus exportaciones de armas

El gobierno anuncia que adoptará una postura más cautelosa, luego de registrar un aumento de 24% en sus ventas al exterior en 2013

COMPARTIR 
11/06/2014 12:18 Reuters / Fotos: Especial
Entre 2008 y 2012 fue el tercer mayor exportador de armas del mundo, después de Estados Unidos y Rusia.

BERLÍN, 11 de junio.- Alemania dijo el miércoles que adoptará una postura de mayor cautela en torno a las ventas de armas al exterior, después de que el año pasado registrara un aumento del 24 por ciento en sus exportaciones tras acuerdos firmados con Arabia Saudita, Qatar y Argelia que encendieron un debate nacional sobre el tema.

A pesar de la tendencia de Alemania a mirar con recelo los asuntos militares por su pasado belicista, entre 2008 y 2012 el país fue el tercer mayor exportador de armas del mundo después de Estados Unidos y Rusia.

El informe publicado el miércoles muestra que las ventas de armas al exterior subieron alrededor de un 25 por ciento a 5 mil 850 millones de euros el año pasado.

El ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel -cuyo partido comparte el poder con los aliados conservadores de Angela Merkel-, ha tenido una actitud más restrictiva hacia la aprobación de acuerdos de armas que los anteriores socios de coalición de la canciller, los liberales.

Gabriel sugirió que esta cuestión será una prioridad aunque suponga perder empleos en la industria alemana de defensa, en la que hay hasta 200 mil puestos de trabajo.

El Ministerio de Economía no aprobará un negocio dudoso incluso aunque hubiera una justificación para salvar empleos", escribió Gabriel en el prólogo del informe. El ministro canceló los planes de presentarlo en persona porque la coalición anterior gobernó durante prácticamente todo el periodo que cubre el texto.

El número dos de Gabriel, Stefan Kapferer, dijo que debido a la crisis ucraniana, las exportaciones a esa región están suspendidas.

Lo que se aplica a Rusia se aplica a Ucrania. No habrá aprobaciones por el momento", indicó.

Kapferer dijo a los periodistas que las exportaciones de armas deberían ser un instrumento de seguridad más que una política económica y señaló que las aprobaciones para exportar tanques y armas pequeñas como fusiles de asalto podrían ser más difíciles de procesar.

Esto podría afectar a compañías como Krauss-Maffei Wegmann y Rheinmetall.

Kapferer dijo que empresas como Airbus ya han expresado lo que les significaría una política más restrictiva.

Airbus, que construye cazas de combate y helicópteros militares, así como aviones civiles, ha advertido que esa postura supondría una mayor pérdida de empleos o el traslado de fábricas al exterior.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red