Islamistas toman ciudad iraquí de Mosul, la segunda más importante del país

El primer ministro, Nuri al-Maliki, pide al Parlamento declarar estado de emergencia; los insurgentes ocuparon oficinas provinciales y otros edificios clave del gobierno

COMPARTIR 
10/06/2014 08:48 AP / Fotos: AP y Reuters
Varios vehículos resultaron incendiados durante los enfrentamientos.

BAGDAD, 10 de junio.- El primer ministro de Irak pidió al Parlamento declarar estado de emergencia después de que policías y militares iraquíes abandonaron sus puestos en la ciudad de Mosul luego de que extremistas tomaran el control de oficinas provinciales y otros edificios clave del gobierno, dijeron habitantes y un funcionario local.

La invasión es un serio golpe a los esfuerzos de Bagdad por controlar una extendida insurgencia en el país.

El primer ministro, Nuri al-Maliki, hizo el llamado el martes desde una conferencia de prensa televisada.

Los insurgentes se apoderaron del complejo gubernamental —un símbolo clave de la autoridad del Estado— el lunes por la noche, después de días de enfrentamientos en la segunda ciudad más grande del país.

Mosul solía ser un bastión de Al Qaeda y está situada donde había sido una de las partes más intranquilas de Irak. Los pistoleros también incendiaron varias comisarías de la ciudad, liberando incluso a detenidos.

Se cree que los extremistas están afiliados al Estado Islámico de Irak y el Levante, un grupo escindido de Al Qaeda que está detrás de la mayor parte de los ataques sangrientos en Irak y está entre las fuerzas rebeldes más despiadadas que luchan para derrocar al presidente Bashar al Assad en la vecina Siria.

Varias personas en Mosul dijeron haber visto a los pistoleros izando las banderas negras islamistas usadas por el Estado Islámico de Irak y el Levante, Al Qaeda y otros grupos yihadistas.

Al mismo tiempo, una potente explosión se produjo a un funeral en la ciudad central de Baquba, a unos 60 kilómetros al noreste de Bagdad, matando al menos a 15 personas e hiriendo a 27. En la ciudad, que una vez fue zona de conflicto entre insurgentes y las fuerzas de Estados Unidos, es hogar de sunitas y chiitas.

La policía dijo que la explosión iba contra los dolientes del funeral de un profesor universitario sunita asesinado el lunes. Un funcionario médico confirmó las bajas.

Todos los funcionarios hablaron a condición de guardar el anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los medios de comunicación.

jrr

Relacionadas

Comentarios