Nuevo presidente de Ucrania toma posesión; desafía a Rusia

El multimillonario Petro Poroshenko jura a su cargo en el Parlamento; advierte que su país nunca renunciaría a Crimea y a su decisión de estrechar más los lazos con Europa

COMPARTIR 
08/06/2014 08:02 Reuters / Fotos: AP y Reuters

KIEV, 8 de junio.- El nuevo presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo que su país nunca renunciaría a Crimea y no cedería en su decisión de estrechar más los lazos con Europa, enviando un mensaje desafiante a Rusia en su discurso inaugural el sábado.

El multimillonario de 48 años tomó posesión de su cargo ante el Parlamento, respaldado por el apoyo occidental pero enfrentándose a una crisis en sus relaciones con Rusia en medio de un levantamiento separatista en el este de su país.

Rusia se anexionó la península ucraniana de Crimea en marzo, semanas después de que protestas callejeras derrocaran a su predecesor pro-Moscú, Viktor Yanukovich, provocando la mayor crisis en las relaciones con Occidente desde la Guerra Fría.

Los ciudadanos de Ucrania nunca disfrutarán de la belleza de la paz si no solucionamos nuestras relaciones con Rusia. Rusia ocupó Crimea, que fue, es, y será, suelo ucraniano", dijo Poroshenko en un discurso que llevó a una ovación de pie.

Dijo que había transmitido ese mensaje al presidente ruso, Vladimir Putin, cuando ambos se reunieron el viernes en una ceremonia de aniversario de la Segunda Guerra Mundial en Francia.

No hay ninguna perspectiva de que Rusia dé marcha atrás en su control de Crimea, pero en lo que podría ser una señal positiva por parte de Moscú, agencias de noticias rusas dijeron que Putin había ordenado al Servicio Federal de Seguridad que reforzara la protección de la frontera con Ucrania y evitar incursiones.

La decisión es potencialmente significativa porque Ucrania y los gobiernos occidentales han estado presionando a Moscú para que detenga lo que consideran es un flujo de armas y combatientes rusos hacia el este de Ucrania.

Rusia niega que esté apoyando el levantamiento pero la prensa ha encontrado a ciudadanos rusos entre las filas separatistas.

Unidad de Ucrania

Poroshenko, que amasó su fortuna como empresario confitero y es conocido localmente como el 'Rey del chocolate', dijo que pretendía firmar el área económica de un acuerdo de asociación con la Unión Europea como un paso hacia la plena adhesión.

Esa idea es anatema para Moscú, que quiere mantener a Ucrania en su propia esfera de influencia post-soviética.

Con la voz henchida de emoción, Poroshenko hizo hincapié en la necesidad de una Ucrania unida y la importancia de poner fin al conflicto que amenaza con dividir aún más al país de 45 millones de personas.

No puede haber una compensación por Crimea y la opción europea y sobre el sistema de gobierno. Todo lo demás se puede negociar y discutir en la mesa de negociación. Cualquier intento de esclavizar interna o externamente a Ucrania se encontrará con una resistencia decidida", dijo.

Desde la elección de Poroshenko el 25 de mayo, las fuerzas gubernamentales han intensificado una campaña contra los separatistas en el este de Ucrania que quieren romper con Kiev y convertirse en parte de Rusia. Los rebeldes han contraatacado, convirtiendo partes del este en una zona de guerra.

Poroshenko ofreció un corredor seguro para que los combatientes rusos se fueran a casa.

Por favor, depongan las armas y garantizo inmunidad a todos aquellos que no tengan las manos manchadas de sangre", dijo.

Cambiando del ucraniano al ruso, prometió visitar el este garantizando los derechos del ruso y proponiendo una descentralización que darían sus regiones una mayor participación en la gestión de sus propios asuntos.

Pero una respuesta desdeñosa de los rebeldes, que han declarado sus propios 'repúblicas populares', puso de relieve la magnitud del desafío separatista al que se enfrenta.

Lo que (los líderes de Kiev) realmente quieren es el desarme unilateral y que nos rindamos. Eso nunca va a suceder en la República Popular de Donetsk", dijo un destacado cargo separatista, Fyodor Berezin, por teléfono desde Donetsk, un bastión industrial donde los rebeldes han ocupado puntos estratégicos.

Mientras las tropas ucranianas estén en nuestro suelo, puedo ver que todo lo que Poroshenko quiere es el sometimiento. La lucha continuará", agregó.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red