Tiananmen, a 25 años de la matanza

La represión de las protestas en la primavera de 1989 en el centro de Pekín, sigue siendo negada por el ejército

COMPARTIR 
04/06/2014 01:33 José Carreño Figueras

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de junio.- Hace 25 años el ejército entró a la Plaza de Tiananmen, en el centro de Pekín, y disolvió lo que durante casi mes y medio fue la mayor expresión de protesta que se haya tenido noticia desde la fundación de la República Popular China.

Nadie sabe con exactitud cuántas personas murieron, fueron heridas o detenidas en esa ocasión y oficialmente se trata de una fecha como cualquier otra. De hecho, autores como Louisa Lim se quejan de que el gobierno chino ha tratado de hacer que la fecha sea irrelevante.

Pero muchos consideran, como Lim, que la represión registrada el 4 de junio de 1989 en la plaza central de Pekín es “un evento definitorio de la moderna historia china”.

La memoria es dolorosa en un país construido para funcionar sobre la amnesia nacional”, consigna Lim en su libro La República Popular de la Amnesia.

Lo cierto es que en 1989, entre el 15 de abril y el 4 de junio, la marcha de China hacia una apertura democrática al estilo occidental parecía algo inminente y en palabras del especialista estadunidense Andrew Nathan, de la Universidad de Columbia, “que la reforma política acompañaría necesariamente las reformas económicas lanzadas una década antes”.

La Unión Soviética hizo colapso en 1991 y marcó el final de la Guerra Fría, aunque la caída fue un proceso iniciado en 1989.

En cambio, el gobierno del Partido Comunista Chino emergió intacto de su crisis y si bien logró poner “el velo del olvido” interno sobre los sucesos de Tiananmen, parece haber aprovechado las lecciones.

China es hoy la segunda potencia económica mundial y en rápido camino a ser la primera, de acuerdo con especialistas; la disidencia sigue sin ser aceptable, pero es tolerada dentro de ciertos límites. La probabilidad de enriquecimiento está presente y lo que antes parecía económica y socialmente lejos del alcance de los chinos ahora está en sus posibilidades.

Ahí donde hace 20 años era raro ver a un turista chino —excepto si fuera de poblaciones largamente establecidas fuera de Asia—, ahora las autoridades chinas hablan de un mercado de 400 millones de posibles
turistas. Ahí donde la uniformidad en la vestimenta era la norma, hoy es el paraíso de la moda y la modestia dio paso al dispendio.

De hecho, hace un año la revista The Atlantic señalaba que en contraste con la China de 1989, la de hoy “es un mucho mejor lugar para vivir” y hay mayores alternativas para los individuos, de matrimonio a educación.

Los avances no excusan a China de sus continuas violaciones a los derechos humanos, pero explican porque el partido (comunista) es popular a pesar de represión, corrupción y otros problemas”, consignó.

La liberalización económica actúa tal vez como un sustituto de la apertura política, pero 25 años después de Tiananmen, cuando aún no se sabe si los muertos fueron 23 o casi tres mil y los heridos pudieron ser 20 mil o más, la de hoy es una fecha que no importa, pero tiene significado.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red