Oficializan triunfo del ex jefe del Ejército egipcio en elección presidencial

La Comisión Electoral anuncia que Abdel Fattah al-Sisi logró una aplastante victoria en los comicios, con un 96.91 por ciento de los votos

COMPARTIR 
03/06/2014 13:20 Reuters y EFE / Fotos: Reuters
En su primer discurso como presidente electo, el mariscal retirado prometió un futuro brillante y la vuelta de la estabilidad en el país.

EL CAIRO, 3 de junio.- El ex jefe del Ejército Abdel Fattah al-Sisi logró una aplastante victoria en las elecciones presidenciales de Egipto de la semana pasada, con un 96.91 por ciento de los votos, según confirmó el martes la Comisión Electoral.

La asistencia a las urnas fue del 47 por ciento de los 54 millones de votantes en Egipto, informó la comisión, menos de 40 millones de votos, o el 80 por ciento del electorado, al que Sisi había instado a concurrir a votar.

Sisi obtuvo un amplio apoyo de los egipcios luego de derrocar al presidente Mohamed Mursi, de los Hermanos Musulmanes, el año pasado, tras masivas protestas contra su Gobierno.

Ahora enfrenta una serie de desafíos en un país donde las manifestaciones callejeras han ayudado a derrocar a dos líderes en tres años.

Una participación menor a la esperada ha generado cuestionamientos sobre la capacidad de Sisi de conservar su popularidad mientras intenta disminuir la pobreza, revivir una alicaída economía y evitar más crisis políticas.

Promete futuro brillante y estabilidad

Sisi prometió hoy un "futuro brillante" y la vuelta de la estabilidad en el país, tras ser elegido presidente de Egipto en los últimos comicios.

En su primer discurso a la nación después de que la Comisión Electoral confirmase su victoria electoral, Al Sisi afirmó que "ya ha llegado el momento de trabajar para que Egipto avance hacia un futuro brillante y para que vuelva la estabilidad a esta patria".

El futuro es una hoja en blanco que podemos llenar con lo que queramos: con pan, libertad, dignidad humana y justicia social", aseguró el mandatario electo, en alusión a las tres demandas que se popularizaron durante la revolución que desbancó del poder a Hosni Mubarak en febrero de 2011.

Vestido con traje y corbata, sobre un fondo blanco y junto a una bandera nacional, el que fuera jefe de las Fuerzas Armadas consideró que los egipcios "se merecen esos resultados electorales por los sacrificios que han hecho a lo largo de dos gloriosas revoluciones", en alusión a la caída de Mubarak y a la del islamista Mohamed Mursi en julio pasado a manos del Ejército tras masivas manifestaciones.

Asimismo, agradeció en su breve alocución la actuación en las elecciones de los egipcios y de su contrincante, el izquierdista Hamdin Sabahi, que apenas logró el 3.09 por ciento de los sufragios.

Según Al Sisi, Sabahi representó una oportunidad seria para que hubiera una competición electoral.

El mariscal retirado llamó a la unidad del pueblo y al trabajo en común, al señalar que la división sería un "error contra la patria".

Mi confianza en dios no tiene límites, y confío también en vuestra conciencia de los riesgos que afronta la patria para que trabajemos juntos de forma sincera e insistente para lograr el éxito", agregó.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red